Martínez Arroyo: “En esta campaña de melón se ha visto el importante papel que juegan las interprofesionales”

El consejero y las autoridades El consejero han departido con la cuadrilla de trabajadores

El consejero y las autoridades El consejero han departido con la cuadrilla de trabajadores

El consejero de Agricultura ha visitado un melonar de la cooperativa Santiago Apóstol de Tomelloso

El consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, ha conocido a pie de campo el desarrollo final de la campaña de melón. Lo ha hecho en un melonar ubicado en el paraje “Las Casillas de Ginel”, en el término de Argamasilla de Alba, propiedad de varios socios de la cooperativa Santiago Apóstol de Tomelloso. El consejero ha estado acompañado por la delegada de Agricultura, Amparo Bremard; la alcaldesa de Tomelloso, Inmaculada Jiménez; el alcalde de Argamasilla de Alba, Pedro Ángel Jiménez y el presidente de la cooperativa Santiago Apostol, José Ángel Serrano y otros socios de la entidad.

El consejero ha departido con una cuadrilla de seis trabajadores rumanos y posteriormente ha compartido un café con los alcaldes y responsables de la cooperativa. Inmaculada Jiménez ha agradecido la presencia del consejero y del máximo responsable de la cooperativa “en una visita sobre el terreno a un melonar que nos permite conocer todos los eslabones de la cadena agroalimentaria. Estamos en un año en el que los precios han sido razonablemente positivos y eso viene a paliar todo lo que estamos sufriendo con esta pandemia. En el Ayuntamiento siempre apoyaremos a un sector que tiene cada vez más importancia en la economia de la zona y a una cooperativa como Santiago Apóstol que es un referente en el sector hortofrutícola”.

Con el 80 por ciento del melón y la sandía ya recolectado en Castilla-La Mancha, la campaña cierra con una balance muy positivo, en un año en el que pese a la crisis sanitaria se han incrementado los precios en un 30 por ciento y las exportaciones de este cultivo social tras el que se encuentran 2.000 familias. Castilla-La Mancha es líder en estos dos cultivos sociales «representativos» que generan empleo durante toda la campaña, sobre todo en estos momentos de la recogida gracias a un factor fundamental como es el agua.

El consejero de Agricultura ha resaltado la importancia de este recurso que permite mantener la actividad agraria y hace posible que haya rentabilidad económica y empleo gracias al uso eficiente del agua, en cultivos como estos, a cielo abierto. La campaña, que comenzó a finales de julio y concluirá  principios del mes que viene, con una previsión de 200.000 toneladas de melón y 180.000 de sandía que han cotizado hasta el momento con unos precios estables y al alza.

En este sentido, Martínez Arroyo ha indicado que las cotizaciones han estado un 30% más altas que en otros años, con precios por encima de 40 céntimos el kilo. Con menos hectáreas plantadas este año para hacer frente a la demanda de los mercados, el consejero ha añadido que esta labor que se ejerce es un ejemplo de que se pueden hacer las cosas bien y «se demuestra el importante papel que juegan las interprofesionales para un sector mejor vertebrado y organizado». El consejero ha insistido en que «necesitamos un recurso como el agua» y esa será la clave para trabajar de cara al futuro, con un uso eficiente de la misma.

Martínez Arroyo ha agradecido  el trabajo a todos los agricultores y a los asalariados del campo que participan en la campaña por su compromiso durante las campañas que se están desarrollando con normalidad pese a la crisis sanitaria, sin brotes por COVID en el campo. «En esta campaña excepcional ellos son nuestros héroes. Quienes han hecho posible la alimentación de todos los ciudadanos durante la cuarentena, también hoy y de manera excepcional, en este momento,  hacen que Castilla-La Mancha vuelva a ser líder en los mercados del melón y la sandía», ha incidido.

Recolectando melones

Recolectando melones

La sandía y el melón de Castilla-La Mancha son productos con una clara vocación exportadora. En el caso de la sandía, en las últimas cinco campañas, una media del 67% de la producción se ha destinado a exportación, con un fuerte incremento en la última campaña; y en melón, este porcentaje se sitúa de media en el 60%. El 98% de la exportación se dirige al mercado de la UE, con una tendencia creciente en los últimos años respecto a la sandía y de estabilidad en el melón.

Acuerdo para reducir la superficie sembrada

Por su parte, José Ángel Serrano ha considerado muy beneficioso para el desarrollo de la campaña la reducción de superficie sembrada. “Aconsejamos que se sembrara un veinte por ciento menos, y aunque no nos han hecho del todo caso, sí es cierto que la menor superficie ha hecho posible un desarrollo de una campaña que podemos calificar de mu y buena. Había incertidumbre por el Covid, pero afortunadamente el consumo sea incrementado y en consecuencia los precios también”.