Uno de cada cinco ciudarrealeños tienen ya más de 65 años mientras la provincia pierde otros 3.500 habitantes

C. M. L. Ciudad Real
La población de la provincia ahonda en su tendencia descendente

La población de la provincia ahonda en su tendencia descendente

El número de habitantes de la provincia ha continuado descendiendo a lo largo de 2018, siguiendo la tendencia de los últimos años, según los datos provisionales del padrón publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De acuerdo con los datos del INE, el número de residentes en la provincia de Ciudad Real a 1 de enero de 2019 era de 495.616, es decir la nada despreciable cifra de 3.484 menos que en 2018, fecha en la que se descendió por debajo del medio millón de habitantes.

Este descenso es atribuible en su práctica totalidad a la población autóctona, ya que el número de extranjeros se ha mantenido casi inalterado, con un ligerísimo descenso de 106 personas en el último año, periodo en el que la cifra ha pasado de 28.874 a 28.768.

La población extranjera en la provincia supone el 5,80% del total, porcentaje que oscila entre el 2,67% de residentes foráneos en los pueblos de menos de 101 habitantes (solo hay uno en la provincia, Villar del Pozo) y el 6,92% de los que viven en núcleos de entre 5.000 y 10.000 vecinos.

El INE también aporta el dato de que en la provincia de Ciudad Real casi la mitad de los pueblos (46 de 102) cuentan con menos de 1.000 habitantes y que el 44% de la población vive en los núcleos más grandes, los que registran más de 20.000 habitantes.

La edad

Respecto a la edad de los ciudarrealeños, los datos a enero de 2019 publicados por el INE ahondan en la tendencia de los últimos ejercicios. Así, en los pueblos de menos de 101 vecinos, la edad media de sus habitantes es de 60,34 años, mientras la media desciende casi dieciocho años, hasta los 42,53, en Ciudad Real capital, única población con más de 50.000 habitantes.

Otra tendencia que se agrava es el envejecimiento de la población. Los mayores de 65 años han superado ya la cifra de los 100.000 para situarse en los 100.103, con lo que más  de uno de cada cinco ciudarrealeños tienen ya más de esa edad.

La tendencia contraria, y más acelerada, se aprecia en el segmento más joven. Entre los cero y los 14 años hay en la provincia 70.315 residentes, cantidad que el año pasado era de 71.595 y de 78.169 en el año 2010.