El Ayuntamiento de Valdepeñas lamenta la pérdida del ex párroco don Julián Ramírez

M. G. - Lanza Valdepeñas
El alcalde de Valdepeñas con don Julián / Lanza

El alcalde de Valdepeñas con don Julián / Lanza

Jesús Martín ha destacado el “cariño y respeto” de los vecinos hacia una persona “que ha dejado huella desde la humildad y el silencio”

La Corporación municipal del Ayuntamiento de Valdepeñas ha trasladado sus condolencias a la familia y amigos de don Julián Ramírez Manzanares, exprofesor y párroco durante más de 30 años de la Iglesia de la Asunción de Valdepeñas, que ha fallecido a los 89 años.

El alcalde de la localidad, Jesús Martín, ha querido destacar la trayectoria del ex párroco, nombrado Hijo Adoptivo de la ciudad en 1998, recordando que “la historia la hacen los hombres y las mujeres buenas y, como diría Machado, don Julián ha sido una persona buena, en el buen sentido de la palabra, buena”.

En este sentido, el regidor municipal ha resaltado el “cariño y respeto de todos los vecinos y vecinas de Valdepeñas hacia una persona que ha dejado huella desde la humildad, porque también se deja huella desde la altanería y desde la egolatría, pero hacerlo desde la humildad y desde el silencio, no lo hace todo el mundo”, ha sentenciado.

 

Muy querido en la ciudad

Hace unas semanas se armó un revuelo en los grupos de WhatsApp de la ciudad y en Facebook por el presunto fallecimiento de don Julián, que finalmente fue desmentido. De hecho, se envió una fotografía del propio don Julián para desmentir la noticia. Sin embargo, en esta ocasión sí que es cierto.

El pueblo de Valdepeñas lamenta su pérdida porque era muy querido en la ciudad.

Don Julián en una fotografía tomada recientemente / Lanza

Don Julián en una fotografía tomada recientemente / Lanza

El ex párroco de la Asunción recibió varios homenajes y reconocimientos a lo largo de su vida, como una misa solemne al cumplirse los 60 años como sacerdote en 2013, de los que 39 años los pasó en Valdepeñas (32 en la parroquia de la Asunción y 7 de adscrito) o el homenaje que recibió en 2008, al que asistieron unas 600 personas, entre ellas, el consejero de Presidencia de entonces, José Valverde, y el presidente del Congreso de los Diputados de aquella época, José Bono. Este homenaje consistió en una misa y una comida en el Pabellón Ferial “Esteban López Vega” de la ciudad.

En 2006 fue relevado por Ángel Almansa y actualmente Enrique Galán es el párroco de la Asunción.

En 2017 se realizó una exposición de pintura y escultura de José Antonio Castro en homenaje de don Julián en Valdepeñas.

Don Julián

Julián Ramírez Manzanares nació en Torrenueva en 1930. Nada más cumplir los once años ingresó en el Seminario Diocesano de Ciudad Real y fue ordenado sacerdote en Valdepeñas en 1954. Inició los estudios de Física y Química en la Universidad Complutense, que tuvo que abandonar al ser requerido como educador y profesor en el Seminario Menor de Ciudad Real.

El 12 de septiembre de 1974 tomó posesión como cura párroco de la parroquia de la Asunción de Valdepeñas, cargo que ostentó hasta el 27 de agosto de 2006 que fue relevado por el párroco Ángel Almansa, aunque don Julián quedó adscrito a la parroquia.