La Policía Nacional de Valdepeñas detiene a tres personas como presuntas autoras de un delito de estafa

Lanza Valdepeñas
La Comisaría de la Policía Nacional de Valdepeñas / Maite Guerrero

La Comisaría de la Policía Nacional de Valdepeñas / Maite Guerrero

Mediante el timo de la estampita, en total han estafado a la víctima entre dinero y joyas unos 3.000 euros

Agentes de Policía Nacional adscritos a la Comisaría de Valdepeñas han identificado y posteriormente detenido en Talavera de la Reina (Toledo) a tres personas como presuntas autoras de un delito de estafa, mediante el timo de la estampita.

La investigación se inicia a raíz de la denuncia de la perjudicada, la cual informó no solo de lo estafado, sino también del modus operandi y de las características de los presuntos autores.

Se realizaron gestiones y se consiguió la plena identificación de este grupo itinerante de tres personas, perfectamente organizadas y que ya habían realizado hechos similares en otras provincias, siempre utilizando el mismo procedimiento, es decir,   el “timo de la estampita”, siendo localizadas en Talavera de la Reina donde se procedió a su detención.

 

En qué consiste el timo de la estampita

El ‘timo de la estampita’ consiste en que un delincuente, aparentando tener cierta discapacidad psíquica, aborda a la víctima con el pretexto de que tiene que entregar una gran cantidad de dinero que lleva encima, generalmente en billetes de 50 euros.  En ese momento aparece otro delincuente, cómplice del primero, que incita a la víctima a aprovecharse del supuesto discapacitado cambiándole sus billetes o ‘estampitas’ por otros similares, aunque en menor cantidad, y un tercero que dispone de vehículo para facilitarle a la víctima el traslado.

El resultado es que la víctima pierde todo lo que haya aportado (dinero en efectivo o joyas) a cambio de simples recortes de papel.

 

Consejos

— La Policía recomienda desconfiar de las personas que se aproximen a usted con cualquier excusa y a las que no conozca.

— No acepte propuestas ventajosas que le ofrezcan en la calle, ya que puede tratarse de un timo.

— Procure ir acompañado por personas de confianza a la hora de realizar cobros o pagos de cierta importancia.

— No subirse nunca a vehículos de desconocidos por muy halagador que nos parezca el ofrecimiento.

— Desconfiar ante cualquier persona que las aborde, en la vía pública o en su portal, máxime si no ha solicitado su presencia.

— Los timadores también pueden hacerse pasar por técnicos del gas, de telefonía o de los Servicios Sociales del Ayuntamiento.

—  Ante cualquier duda o sospecha, no dudar en llamar a la Policía.