Ciclistas y senderistas emulan el paseo del lince Kahn por Cabañeros

Belén Rodríguez Ciudad Real

Al menos tres linces han atravesado la raña del parque nacional desde que empezaron las sueltas en Ciudad Real en 2014. Los Montes de Toledo fueron el último reducto del lince en la provincia, y su vuelta está siendo un éxito

Cabañeros ha celebrado hoy con el público el éxito del proyecto Life Iberlince de reintroducción de la especie en sus territorios históricos. Uno de ellos fueron los Montes de Toledo, en Ciudad Real, en los que se vio el último ejemplar al principio de los años noventa, cuando se extinguieron de Castilla-La Mancha.

El parque, en medio de este espacio natural entre las Ciudad Real y Toledo, no tiene constancia de que haya linces asentados en su interior, pero sí de que lo han cruzado. El primero en hacerlo desde que empezaron las sueltas en 2014 fue Kahn (se les sigue por radiomarcaje) en un alucinante viaje que terminó un año después en Portugal; y en estos dos últimos años lo han hecho “otros dos más”, asegura Ángel Gómez Manzaneque, técnico de Uso Público del parque.

Por la Colada del Navalrincón

Por uno de esos senderos, la Colada del Navalrincón (entre el pantano de la Torre de Abraham y la Casa Palillos), han transitado este sábado un grupo de ciclistas y senderistas acompañando a Enrique Herranz, uno de los dos “linceportistas” participantes en la ruta ciclista Iberlince, promovida por el proyecto Life para divulgar el éxito del programa, que dejará de recibir fondos europeos este año.

Un grupo de niños en el taller de caretas del lince / PN Cabañeros

Un grupo de niños en el taller de caretas del lince / PN Cabañeros

"Foto de familia" de la fiesta del lince en Cabañeros / PN Cabañeros

“Nos hubiera gustado que hubiera ha habido más gente pedaleando, pero en conjunto, con el público que se ha unido a las actividades en la Casa Palillos hemos podido redondear una buena mañana de campo y celebración”, asegura Gómez Manzaneque.
Los niños podido conocer más sobre el lince, confeccionar sus propias caretas y divertirse con la exposición y la proyección de los videos del proyecto Iberlince. También se han repartido camisetas y zumos, y en el otro centro de visitantes del parque, en Horcajo de los Montes, se ha proyecto el documental ‘Wilmed. El último bosque mediterráneo”, protagonizado por un lince que cuenta su propia historia.

Chavales en la Casa Palillos este sábado / PN Cabañeros

Chavales en la Casa Palillos este sábado / PN Cabañeros

Una comarca lincera

“Los Montes de Toledo fueron una comarca muy lincera y las sueltas están demostrando que la especie se ha vuelto a adaptar muy bien a ella”, comenta el técnico de Uso Público de Cabañeros.
No sólo están funcionando las sueltas, sino la cría en libertad, ejemplares que ya nacen sin collar y que es más difícil seguir y controlar, “el lince es un felino muy discreto, que vuelva a sus territorios históricos es una buena noticia para todos”.

En esta etapa de la ruta ciclista Iberlince también ha participado el director del parque nacional de Cabañeros Carlos Rodríguez Vigal.

La ruta ciclista Iberlince, unos 1.500 kilómetros recorridos de forma simultánea por dos deportistas,  comenzó el viernes pasado en el parque nacional de Doñana, el último reducto del lince ibérico en la península. En esta parte de Andalucía empezó el programa de reintroducción que luego se ha exportado a Castilla-La Mancha, Extremadura y Portugal.