El DOCM publica mañana la convocatoria de ayudas para ganaderos de extensivo para paliar los daños por ataques de buitres

Lanza Toledo
Rebaño de Ovejas

Rebaño de Ovejas

Según ha explicado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, se trata de una medida de apoyo a los ganaderos de extensivo que “son muy importantes desde el punto de vista medioambiental”, con la finalidad de “conciliar” la actividad ganadera con la presencia de estas aves.

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha publica mañana viernes la convocatoria de ayudas para ganaderos en extensivo para paliar los daños producidos por buitres al ganado doméstico en el año 2019.

Se trata de una resolución de la Dirección General de Políticas Agroambientales de la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural que supondrá importes en ayudas de hasta 1.500 euros para ganado caprino y ovino y de 2.000 euros para vacuno.

Según ha explicado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural es una medida de apoyo a los ganaderos de extensivo que “son muy importantes desde el punto de vista medioambiental”, para que puedan seguir desarrollando su labor, que en el medio rural es “indispensable” al mismo tiempo que se compatibiliza con la presencia de estas aves necrófagas.

De esta manera, Francisco Martínez Arroyo, ha informado que el plazo para solicitar las ayudas será de dos meses a partir de la fecha del ataque registrada en el acta de visita de los agentes medioambientales, o bien de dos meses desde la fecha de publicación en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, del extracto de la Base de Datos Nacional de Subvenciones de la presente Resolución, para aquellos ataques producidos en 2019 con anterioridad a la publicación de la misma.

La finalidad de las ayudas, no es otra, ha recordado el titular de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural que propiciar la conciliación de la presencia de los buitres con los usos ganaderos de la Comunidad Autónoma, en especial con la ganadería extensiva.

En Castilla-La Mancha, las ayudas específicas por el ataque de estas aves al ganado se iniciaron a través de la orden 128/2017 de la Consejería, en la que se establecían las bases reguladoras de ayudas en régimen de ‘mínimis’ para paliar los daños en estos casos que son muy puntuales en la región. Esta orden de ayudas ha sido consensuada con las organizaciones agrarias regionales.