Izquierda Unida ve “urgente” una Ley de Vivienda para atajar los problemas de desahucios

Lanza Toledo

Los desahucios por impago de alquiler en Castilla-La Mancha han descendido de 340 a 302, pero siguen en niveles superiores a los de los años de crisis.

Este pasado lunes el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) presentó una serie de estadísticas en referencia a los desahucios producidos en Castilla-La Mancha. A pesar de que los datos de lanzamientos practicados durante el primer trimestre de este año han disminuido con respecto al último trimestre de 2018, pasando de 537 a 507, supone un número similar con respecto a hace 5 años.

Lo mismo ocurre con los lanzamientos consecuencia de las ejecuciones hipotecarias, que en este trimestre bajan de los 297 a los 193, pero que el nivel es muy similar a los ejecutados durante los años de crisis económica.

Por su parte, los lanzamientos correspondientes al impago de alquiler han descendido de 340 a 302 durante este trimestre, pero sigue en niveles superiores a los ejecutados hace 5 años.

Estos datos han sido explicados por Olga Ávalos, responsable de Estrategias para el Conflicto de IU CLM, quien ha explicado que: “De manera objetiva baja el número de desahucios en Castilla-La Mancha, pero también sabemos que ha habido una paralización de estos debido a la problemática con el tema de las cláusulas suelo y que ahora empezará a aflorar”, a lo que ha añadido que: “Comparando los datos con años anteriores en nuestra región el número de operaciones judiciales por impago sigue siendo superior al de los años de crisis”.

Ávalos ha expresado que: “Lamentablemente esta situación no va a mejorar en los próximos años y que las familias se van a seguir quedando en la calle teniendo en cuenta que muchas viviendas se han vendido a fondos buitres con inquilinos dentro. Una situación que se une a la grave situación del mercado de la vivienda y a una nueva posible gran burbuja de alquileres”.

Por último, Olga Ávalos ha avisado que: “En 2020 termina también la moratoria antidesahucios, que modificó el Código de Buenas Prácticas, para reforzar la protección de los deudores hipotecados, por lo que veremos a más familias que también serán desahuciadas”.

Para Izquierda Unida de Castilla-La Mancha es “totalmente urgente y necesario” poner en marcha una Ley de Vivienda, una ley que “está en un cajón y que se saca de vez en cuando para ganar votos, pero que no termina de aprobarse”.