Gema Molina: “Para hablar de amor no me fijo en una persona, me fijo en la vida”

La Asociación de Amas de Casa y Consumidores “El Timón” celebraba su XXX Certamen de Cartas de Amor para “hablar de amor, leer sobre amor, a cantar de amor y a reir con el amor que no es poco”, explicaba la presidenta de esta asociación, Manoli Sánchez. Los ganadores de este certamen, dos de ellos de Puertollano, leían ante la presencia de todos los asistentes al auditorio municipal sus trabajos ganadores. La ganadora del primer premio, la puertollanense Mayte García Gijón -aunque afincada en Madrid- explicaba que es la primera vez que se presenta a este concurso sobre cartas de amor, “animada por mi padre”, apunta.   

La Asociación de Amas de Casa y Consumidores “El Timón” celebraba su XXX Certamen de Cartas de Amor para “hablar de amor, leer sobre amor, a cantar de amor y a reir con el amor que no es poco”, explicaba la presidenta de esta asociación, Manoli Sánchez.
   Los ganadores de este certamen, dos de ellos de Puertollano, leían ante la presencia de todos los asistentes al auditorio municipal sus trabajos ganadores. La ganadora del primer premio, la puertollanense Mayte García Gijón -aunque afincada en Madrid- explicaba que es la primera vez que se presenta a este concurso sobre cartas de amor, “animada por mi padre”, apunta. 
   García Gijón asegura que no se dedica de manera especial a escribir ya que es veterinaria, aunque reconoce que es “algo que me gusta”. Mayte García obtenía un premio de 300 euros y placa por su carta “Que el amor nos lea”. En segundo lugar quedaba el madrileño José Eduardo Mohedano Córdoba por su carta titulada “A la Musa Caliope”, y el tercero, recaía en otro puertollanense, José Manuel Camacho García, con el escrito “Carta de Amor de Minerito Carbón a Fuente Agria”.
   Por su parte la pregonera del amor, la periodista Gema Molina hablaba ante los presentes “de lo que significa para mí el amor, de lo que encuentro en mi entorno y me trasmite amor y, sobre todo, de lo que yo espero del amor y de la vida, un pregón muy amplio que habla de lo social a lo más personal, un pregón profundo”, destacaba Molina.
  La pregonera del amor de este año agradecía a todos su apoyo  en un momento especial para ella, del que reconoce “ha sido una labor difícil” aunque aclara que “para mí la vida es amor, no me fijo en una persona cuando escribo de amor, me fijo en la vida, hay muchos aspectos”.