El Villarrubia firma tablas con el Villacañas

Área 11 Villacañas
Una acción del partido entre el Villacañas y el Villarrubia / Foto: Eñe Deporte

Una acción del partido entre el Villacañas y el Villarrubia / Foto: Eñe Deporte

El conjunto de Javi Sánchez, que ganaba 0-2 a la media hora, suma un punto en el campo Las Pirámides.

VILLACAÑAS
2
VILLARRUBIA
2
Rodri, Javier, Cabrera, Beamud (Ángel Luis, 70´), Rubén (Olivares, 85´), Fran, Juanlu, Luis, Luis Alberto (Gonzalo, 59´), Manzano y Capelo. Manolo, David Herrera, Víctor Iglesias, Toni Seoane, Carlos Martínez, Arroyo (Barbero, 65´), Pablo (Diop, 65´), Charlie (Diego, 46´), Rui, Piojo y Nando Copete.
ÁRBITRO
Tercero Campos. Amarilla a Luis Alberto, Rubén, Fran, Javier; Arroyo, Herrera y Seoan
GOLES
0-1 (16´) Nando Copete. 0-2 (29´) David Herrera. 1-2 (33´) Rubén. 2-2 (44´) Jaime Beamud.
INCIDENCIAS
Partido correspondiente a la vigésimo quinta jornada de liga del Grupo XVIII de Tercera División disputado en el campo Las Pirámides de Villacañas.

Empate de mucho valor para un CD Villacañas que no sólo logró frenar al potente Villarrubia CF, pues además consiguió sumar el valioso y merecido punto después de haber encajado dos goles. Cabe reseñar que todos los tantos se marcaron en el primer tiempo y que en el segundo las mejores ocasiones fueron locales.
Ninguno de los dos se reservó nada de inicio y el comienzo del encuentro fue trepidante y muy movido, con los dos muy intensos en la presión y buscando la verticalidad en todas sus acciones. Así no habían transcurridos ni dos minutos de partido cuando el visitante Piojo metía el miedo en el cuerpo a todos los presentes en Las Pirámides al estrellar su remate en el larguero de un portero local Rodri aliado con la diosa fortuna.

Este primer susto no amilanó el ímpetu de los pupilos del entrenador local Faustino Manzanero, que ambiciosos en su planteamiento no dieron ni un solo paso atrás e incluso intensificaron su esfuerzo en la presión sobre la pelota para recuperarla rápido y tenerla el mayor tiempo posible. El Villacañas no tardaría en dar respuesta y pasado el minuto diez lo haría con un disparo con mucha intención de su ariete Capelo que se fue fuera por poco.

Sin embargo casi acto seguido, dos más tarde, los blanquiazules volvían a la carga y conseguían abrir el marcador después de que Nando Copete controlara bien un pase a la espalda de la defensa local y definiera con tranquilidad parta adelantar a los suyos.

Los de Javier Sánchez darían un pasito atrás después de conseguir el gol y de hecho a partir de ahí Manolo tendría algo más de trabajo, aunque nunca demasiado y la mayor parte de las veces a disparos lejanos sin demasiado peligro o precisión. Además rondando la media hora los visitantes volvían a llegar con peligro al área rival y conseguían hacer el segundo mostrando así mucha efectividad. David Herrera combina con Piojo mediante un precioso taconazo y éste se la devuelve para que el propio David haga el segundo tanto de la tarde.

Este segundo gol encajado tampoco enfrió los ánimos locales pues el Villacañas siguió buscando el marco rival y tendría premio cinco más tarde. En jugada a pelota parada con un Rubén que ejecutó magistralmente la falta directa colocando el cuero en la escuadra lejos del alcance del portero.

Ell portero del Villarrubia Manolo trata de sacar un balón / Foto: Eñe Deporte

Ell portero del Villarrubia Manolo trata de sacar un balón / Foto: Eñe Deporte

De ahí al descanso los locales apretaron fuerte pero el Villarrubia lograba resistir. Sin embargo un minuto antes del pitido llegaba el empate, de Jaime Beamud en la mejor jugada local de la primera, con un pared entre Capelo y Manzano que termina con un centro al área que permite a Jaime Beamud hacer el gol.

En el reinicio el Villarrubia salió más fuerte y dominó más, aunque la mejor ocasión la tuvo el Villacañas al cuarto de hora en una jugada entre Rubén y Capelo que prosigue con un centro al área que Luis Alberto define a la red, pero el colegiado anula el gol por fuera de juego tras consultar a su asistente. La parroquia protestó y más lo haría poco más tarde cuando un centro de Capelo pareció rebotar en las manos de un defensor, el colegiado dudó un instante pero mandó seguir sin penalizar nada. Después poca cosa más sucedió y aunque el Villarrubia no sufrió tampoco logró hacer sufrir al Villacañas.