Báñez asegura que la recuperación en España “tiene nombre de mujer”

Mercedes Camacho Ciudad Real
Carmen Quintanilla y Fátima Báñez se saludan

Carmen Quintanilla y Fátima Báñez se saludan

La ministra de Empleo ha asegurado que la discriminación salarial no se debe a ser mujer sino a ser madre / Clara Manzano

Báñez, ante un auditorio de casi un centenar de mujeres de Afammer, ha agradecido en trabajo de Quintanilla en pro de la visibilización de la mujer rural desde su fundación hace 32 años

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha asegurado este martes en Ciudad Real que la recuperación económica en España “se escribe en femenino y tiene nombre de mujer” ya que seis de cada diez nuevos emprendedores son mujeres y se ha recuperado todo el empleo femenino que se destruyó durante la crisis.

Báñez, que ha inaugurado en la Cámara de Comercio de Ciudad Real la asamblea provincial y regional de Afammer junto a la presidenta nacional de esta entidad, Carmen Quintanilla, ha afirmado que desde el Gobierno se está trabajando para reducir la brecha salarial que existe entre hombres y mujeres en España aunque, según sus datos, es de las menores de la UE “y desde que gobierna Mariano Rajoy se ha reducido en cuatro puntos y medio”.

Autoridades en el acto de Afammer

Autoridades en el acto de Afammer

Carmen Quintanilla ha agradecido el apoyo institucional / C. Manzano

La ministra de Empleo, Fátima Bánez, ha asegurado este martes en Ciudad Real que la brecha de que existe en España, así como en muchos países de la Unión Europea, no es “por ser mujer sino por ser madre” y ha justificado su argumento en que la diferencia de los salarios no está en la base sino en los complementos y pluses.

Báñez ha explicado que diferentes estudios sostienen que el 60% de los pluses son por antigüedad o disponibilidad “y eso beneficia al hombre” porque la mujer suele renunciar al ser madre.

Sin embargo, ha dicho, sólo el 30% de los complementos lo son por productividad y calidad del trabajo que realmente son los que reconocen objetivamente las tareas desarrolladas por hombres y mujeres, de forma que el Gobierno está trabajando en medidas de transparencia salarial que incluyan cambios legales en los artículos 28 y 46 del Estatuto de los trabajadores.

Discriminación por ser madres

La titular de Empleo en el Gobierno de Rajoy -que no sólo no ha aceptado preguntas sino que su equipo ha impedido a los gráficos tomar imágenes de su llegada colocándolos a todos en un punto exacto del salón- ha ido más allá al afirmar que la discriminación de la mujer no viene de su condición de mujer sino de la de ser madre.

En este sentido, ha agregado que no hay “una brecha de ocupación” entre hombres y mujeres si no tienen hijos y que la misma se produce cuando la mujer decide ser madre, momento en el que se eleva hasta nueve puntos, por lo que el Ejecutivo central está apostando por medidas de conciliación y horarios racionales “pero desde el consenso y sin imposiciones”.

Algunas de las asistentes a la asamblea de Afammer

Algunas de las asistentes a la asamblea de Afammer

Alrededor de un centenar de mujeres llenaron el salón de actos / C. Manzano

No obstante, sí ha hecho hincapié la titular de la cartera de Empleo que la brecha salarial en España es de las menores de la Unión Europea además de que “desde que gobierna Mariano Rajoy se ha reducido en cuatro puntos y medio”.

Asimismo, ha achacado a la misma causa la discriminación femenina en el mercado laboral, a la maternidad, “ya que no hay brecha de ocupación entre hombres y mujeres sin hijos, mientras que cuando las mujeres son madres esa brecha aumenta en nueve puntos”, por lo que el Ejecutivo central está apostando por medidas de conciliación y horarios racionales “pero desde el consenso y sin imposiciones”.

Báñez aboga por trabajar sin demagogia

Para la ministra de Empleo hay dos formas de luchar por la igualdad, “desde la demagogia partidista o desde el trabajo real” y ha aseverado que el Gobierno de España ha apostado por la última fórmula, si bien ha insistido en que la desigualdad no es una cuestión legal porque está recogida en la Constitución y en el Estatuto de los Trabajadores.

Fátima Báñez durante su intervención

Fátima Báñez durante su intervención

La ministra afirma que desde 2012 la brecha salarial en España se ha reducido en 4,5 puntos / C. Manzano

Báñez, que ha querido reconocer en esta asamblea celebrada con motivo del Día de la Mujer la batalla que se da todos los días por la igualdad real, ha añadido que gracias “a todos y a todas” España puede escribir un presente de recuperación social “que es un mensaje de esperanza  para los 3 millones de parados que quieren y merecen un empleo”.

Y respecto al futuro, tras poner sobre la mesa alguna de las medidas de igualdad impulsadas por el PP como el aumento de los permisos de paternidad, la edad de los menores para solicitar la reducción de jornada o incrementar las pensiones de quienes han sido madres, ha considerado que debe pasar porque la mujer lo ocupe con un protagonismo propio.

“Sólo conseguiremos la igualdad real si somos capaces de sumar voluntades con responsabilidad y generosidad. Necesitamos aliados empezando por los hombres porque sin ellos es imposible”, ha finalizado la ministra.

Poner en valor el talento de la Mujer

Por su parte, Carmen Quintanilla ha aprovechado su intervención para, además de agradecer el apoyo del Gobierno central a Afammer, para recordar que hay que seguir “reivindicando en este largo camino hacia la igualdad de oportunidades para poner en valor en la sociedad del siglo XXI a las mujeres que son el 50% del talento del país”.

No obstante, la presidenta nacional de Afammer sí ha querido reconocer los avances experimentados en los últimos años y, si bien ha reconocido que “no hay que estar contenta porque aún hay que trabajar”, ha subrayado que la brecha salarial entre hombres y mujeres en España es del 14%, por debajo, según sus datos, de la de otros países europeos como Noruega -20%- o Francia -15,8%- “gracias a que se ha reducido en 4,5 puntos desde 2012”.

Carmen Quintanilla en una asamblea de Afammer

Carmen Quintanilla en una asamblea de Afammer

La presidenta nacional de Afammeres la única española y europea nominada a estos premios / C. Manzano

No obstante, “y aunque las cosas han cambiado mucho desde que Afammer se convirtió hace 36 años en la primera organización de España en llevar luz a los pueblos y dar voz a las mujeres rurales”, ha reconocido que quedan cuestiones pendientes “como cambiar de mentalidad y romper con la sociedad patriarcal en el medio rural que cree, en el 30% de los casos, que cuando una mujer es madre debe dejar de trabajar”.

La mujer rural, en la ONU

Finalmente ha agradecido que desde el Gobierno central se haya contribuido a que en la actualidad 8,5 millones de mujeres estén trabajando y ha resaltado que la próxima semana, en la 62 sesión de la Comisión Jurídica de la Mujer en la ONU en Nueva York, se hablará de mujer rural, medios de comunicación y nuevas tecnologías.

A la asamblea han asistido también el presidente de Globalcaja Carlos de la Sierra, el presidente del PP de Ciudad Real y portavoz de las Cortes en Castilla-La Mancha, Francisco Cañizares; el secretario provincial del PP, Antonio Lucas-Torres; el delegado el Gobierno en la región, José Julián Gregorio; el subdelegado del Gobierno en Ciudad Real, Juan José Jiménez; y el presidente de la Cámara de Comercio, Mariano León, entre otras autoridades.