Fallece el conocido ginecólogo Juan Caballero que será enterrado este jueves

Lanza Ciudad Real
Además de un conocido y prestigioso ginecólogo, Juan Caballero fue también concejal en el Ayuntamiento de Ciudad Real en 1961 /Lanza

Además de un conocido y prestigioso ginecólogo, Juan Caballero fue también concejal en el Ayuntamiento de Ciudad Real en 1961 /Lanza

Sus hijos, Juan, José Ramón, Encarnación y Raquel, así como el resto de sus familiares, están recibiendo numerosas muestras de cariño de cientos de amigos y conocidos que han querido desplazarse en las últimas horas hasta el Tanatorio Ciudad Real para darle su último adiós

El conocido ginecólogo ciudarrealeño Juan Vicente Caballero falleció este miércoles en Ciudad Real a los 86 años de edad. La misa corpore insepulto por el eterno descanso del que fuera jefe del servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Alarcos tendrá lugar este jueves, a las 17,00 horas, en la parroquia de San Pedro Apóstol de Ciudad Real.

Sus hijos, Juan, José Ramón, Encarnación y Raquel, así como el resto de sus familiares, están recibiendo numerosas muestras de cariño de cientos de amigos y conocidos que han querido desplazarse en las últimas horas hasta el Tanatorio Ciudad Real para dar su último adiós al que ha sido uno de los ginecólogos más conocidos, un gran profesional de la medicina, con una fuerte personalidad, impulsor y creador del servicio de Ginecología y Tocología del Hospital de Alarcos.

Juan Caballero, a la izquierda, en la inauguración del Hospital de Día de la Asociación Provincial Contra las Toxicomanías, octubre de 1982 /Lanza

Juan Caballero, a la izquierda, en la inauguración del Hospital de Día de la Asociación Provincial Contra las Toxicomanías, octubre de 1982 /Lanza

Juan Vicente Caballero nació en Ciudad Real en abril de 1931. Como ginecólogo en Ciudad Real empezó a ejercer en 1956 y durante su extensa y prolífica actividad profesional atendió miles de partos y realizó otras tantas intervenciones, siendo reconocido por sus colegas de profesión por su gran habilidad quirúrgica.