La hostelería pide al Ayuntamiento que sea igual de estricto con el botellón que con los toneles

Belén Rodríguez Ciudad Real
Jóvenes en el 'macrobotellón' que se tolera en la feria de agosto / Clara Manzano

Jóvenes en el 'macrobotellón' que se tolera en la feria de agosto / Clara Manzano

La Asociación Provincial de Hostelería prepara alegaciones a las modificaciones pendientes de las ordenanzas de ruidos y terrazas

Los hosteleros de Ciudad Real son partidarios de alternativas a la mesa clásica con cuatro sillas para las terrazas de los bares, cuya instalación está regulada en una ordenanza municipal (2012) que no contempla nada más que eso: mesas y sillas. Pero mientras llegan los cambios, que llevarán a las negociaciones abiertas para modificar esta ordenanza y la de ruidos, piden al Ayuntamiento que sea igual de estricto con el botellón que con los toneles.

Los barriles, que muchos bares sacan a la calle a modo de mesa, han protagonizado la polémica post feria. En estos días la Policía Local ha avisado a los hosteleros que los sacan a la calle que su uso está prohibido por la actual ordenanza. De momento solo avisos, pero quienes persistan en mantenerlos se exponen a una sanción.

Las normas, iguales para todos

“Como asociación nunca hemos defendido ilegalidades, ahora bien las normas del juego deben ser iguales para todos. Si existen unas ordenanzas que se cumplan, pero que se actúe igual con todo, algo que no ocurre con el botellón que está prohibido y se sigue tolerando”, afirma Cristina Miranda, gerente de la Asociación Provincial de Hostelería.

Soluciones decorativas interesantes

Miranda habla de “soluciones decorativas que pueden ser muy interesantes” para las terrazas. El argumento para prohibir los toneles es el aforo (en una mesa con cuatro sillas se supone que está más controlado), “nosotros llevaremos propuestas que permitan otro tipo de elementos en la terraza”.

Los cambios en la ordenanzas de ruido y ocupación de la vía pública con terrazas todavía no tienen fecha.