Se inicia la cosecha de cereal en Daimiel con “muy buenas expectativas”

Lanza Daimiel

El concejal de Agricultura, Javier Fisac, ha señalado que se estima un aumento del 40-50% de la producción con respecto al año pasado. Un hecho que se debe, principalmente, a las lluvias primaverales. Además, ha pedido precaución al transitar por los caminos de la localidad, ya que se prevé un aumento considerable del flujo de maquinaria agrícola durante estos días.

Comienza una cosecha de cereal en la zona y lo hace con unas expectativas que se prevén “muy buenas”, como avanzaba el concejal de Agricultura, Javier Fisac. El edil ha explicado que las lluvias primaverales de las últimas semanas y los 200 litros por metro cuadrado caídos durante los siete primeros meses del año hidrológico hacen pensar que la campaña de cosecha de cereal de este año puede llegar a ser un 40-50% mayor con respecto a la de 2019.

Según la previsión de entidades y cooperativas agrícolas, el cereal presenta “espigas muy bien granadas y con mucho grano”, lo que puede suponer a nivel regional que se alcancen los 4,5 o 4,7 millones de toneladas, frente a los 3,2 millones de toneladas del ejercicio precedente o a las 3,8 de la media en Castilla-La Mancha.

Esta situación tan favorable para el sector agrícola ocurre en mitad de una crisis sanitaria que no ha frenado a los trabajadores del campo. Así lo ha expresado Fisac, quien ha explicado que todas las tareas se están llevando a cabo siempre con todas las medidas de seguridad y con el añadido de la tranquilidad de trabajar a cielo abierto, lo cual, “supone que el riesgo de contagio es algo menor”.

Precaución en los caminos

Entre tanto, el concejal ha aprovechado para hacer un llamamiento a la precaución a los paseantes y deportistas ya que, con la campaña de cosecha en pleno apogeo, el trasiego de maquinaria agrícola también será mucho más elevado. Por ello, ha pedido que se tenga especial “cuidado” tanto para peatones como para los trabajadores agrícolas, respetando siempre los límites de velocidad y la carga máxima permitida según el camino. En ese sentido, hacía hincapié en extremar la precaución en curvas, zonas de menor visibilidad y áreas donde la vegetación hace que los viandantes se vayan al centro de las vías rurales.