Desarrollo Sostenible quiere “darle otra velocidad” a la gestión de la Mancha Húmeda

Belén Rodríguez Ciudad Real
El nuevo proyecto de gestión de la reserva de la biosfera

El nuevo proyecto de gestión de la reserva de la biosfera "no tiene precedentes en la Mancha Húmeda", dice Félix Romero / Clara Manzano

La primera reserva de la biosfera declarada en Castilla-La Mancha (1981) constituye un órgano de participación por primera vez en 40 años, en lo que el director del Medio Natural Félix Romero considera el “esfuerzo definitivo” por los humedales

Cuarenta años después de la declaración de la reserva de la biosfera de la Mancha Húmeda, 400.000 hectáreas de humedales en treinta municipios de Ciudad Real, Toledo, Cuenca y Albacete, la Consejería de Desarrollo Sostenible del Gobierno de Castilla-La Mancha asume el reto de “darle otra velocidad”, a una protección que estuvo a punto de perder hace diez años, y que no ha servido para preservar su esencia: el agua.

En 2021, con los acuíferos manchegos sobreexplotados, el cambio climático reduciendo las aportaciones por la lluvia, y temperaturas cada vez más cálidas, el Gobierno regional se pone al frente de la gestión para hacer “el esfuerzo definitivo”, dice el director general del Medio Natural Félix Romero, por los humedales manchegos en una situación que reconoce “compleja”.

No todas las reservas de la biosfera españolas tienen al Gobierno autonómico de turno al frente. En Castilla-La Mancha a partir de ahora será así, como se evidenció el lunes en la sesión de constitución del órgano de participación en el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan, localidad que ha apostado por la restauración de un complejo lagunar todavía en vías de mejora.

En el ‘órgano de participación’ (equivalente a un patronato o junta rectora en un parque natural) tiene cabida “todo el mundo”, enfatiza Romero, incluidas las comunidades de usuarios del agua subterránea, ecologistas, ayuntamientos o diputaciones; unas cincuenta personas de las que saldrá una comisión permanente más reducida, como interlocutora con la Junta, que tomará las decisiones operativas. “Todo esto se materializará en un texto y una norma que haremos pública”, explica Romero en una entrevista con Lanza.

Los nuevos fondos europeos, más oportunidades

Ante la reserva de la biosfera de la Mancha Húmeda se abre todo un abanico de posibilidades, con el soporte de los nuevos fondos de reconstrucción europeos Next Generation, que prevén una inversión de 1,3 millones de euros, de los siete que invertirá Castilla-La Mancha en las otras dos reservas de la biosfera de la comunidad (Valle del Cabriel y Alto Turia), en los próximos tres años.

Fondo finalista, propio, para multiplicar la inversión

Pero la intención no es parar en 2025, sino continuar invirtiendo en las reservas a partir de esta fecha con fondos propios que se queden en el territorio, es lo que se denomina “un fondo finalista”. “Desde la consejería haremos una aportación anual, pero también le hemos pedido a los ayuntamientos, diputaciones, empresas, etc, que hagan su propia aportación económica, por su puesto de carácter voluntario. De esta manera el acceso a la financiación europea se puede multiplicar”.

Compensación por la huella hídrica

Para estas aportaciones “voluntarias” el director general del Medio Natural y Biodiversidad de Castilla-La Mancha piensa en empresas que quieran compensar su “huella hídrica”, es decir el consumo de agua, con este pago voluntario. “Más allá de 2025 tiene que seguir habiendo vida y financiación”.

La comercialización de productos con la marca reserva de la biosfera de la Mancha Húmeda es otro de los avances tangibles en los próximos meses, y adicionalmente hay un programa de actuación específico de restauración de zonas húmedas.

Musealización de las lagunas de Villafranca

Entre las actuaciones más inmediatas destaca el inicio del expediente de musealización de un centro de interpretación en las lagunas de Villafranca de los Caballeros (Toledo), otro en el complejo lagunar de Pedro Muñoz y otro en Alcázar para potenciar el uso turístico de los humedales.

“También está previsto invertir en mejora de hábitats, descontaminación y otras mejoras, el proyecto no tiene precedentes en relación con la Mancha Húmeda; también es importante plantearlo ahora, en torno a la discusión de los planes hidrológicos”.

El agua no puede faltar

“El agua no puede faltar”, admite Romero, que no contempla  estas acciones transformación sin que se aplique el nuevo plan hidrológico del Guadiana en el que lo que está claro es que “no se podrá utilizar más agua que la ya está concedida, no es tanto que se limiten las hectáreas agrarias de regadío, pueden ampliarse, siempre que so no conlleve mayor consumo”, remarca.

“Tenemos que conseguir que nuestro regadío sea lo más eficiente posible, ahora más que nunca es importante utilizar bien el agua, garantizando el consumo humano que el principal, lo siguiente deben ser nuestros ecosistemas y luego la agricultura”.

De izquierda a derecha José Luis Escudero, consejero de Desarrollo Sostenible, Ana Isabel Abengózar, teniente de alcalde de Alcázar y Felíx Romero, director del Medio Natural, el lunes en Alcázar / JCCM

De izquierda a derecha José Luis Escudero, consejero de Desarrollo Sostenible, Ana Isabel Abengózar, teniente de alcalde de Alcázar y Felíx Romero, director del Medio Natural, el lunes en Alcázar / JCCM

Implicados en la constitución del órgano de participación

En la constitución del órgano de participación de la reserva de la biosfera de la Manchá Húmeda participaron en Alcázar representantes y técnicos de la consejería y de la delegación provincial de Desarrollo Sostenible; de la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural; las diputaciones de Ciudad Real, Albacete y Toledo; el director del parque nacional de las Tablas de Daimiel, Carlos Ruiz de la Hermosa; el Consejo Científico Comité MaB, con José Enrique Zafrilla; la presidenta de Fademur, Mari Luz Fresneda; del CSIC, Santos Cirujano y de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, Manuel Gómez . También de miembros de la Fundación Global Nature, de las comunidades de usarios de las masas de agua subterránea del Alto Guadiana, WWF y otras organizaciones ecologistas, además de miembros de Asaja y UPA.

También asistieron numerosos alcaldes y representantes municipales de Alcázar de San Juan, Argamasilla, Campo de Criptana, Daimiel, Herencia, Puebla de Almoradiel, Quero, Ruidera, Socuéllamos, Villacañas, Lillo, Mota del Cuervo, Ossa de Montiel, Pedro Muñoz, Villafranca de los Caballeros, Villarrubia de los Ojos, El Toboso y Miguel Esteban.