Equo-Alcázar Vecinal critica la utilización partidista de los colectivos culturales y deportivos

Lanza Alcázar de San Juan
Fausti Urones junto a Isidoro Salcedo, integrantes de la Asamblea de Equo-Alcázar Vecinal / Lanza

Fausti Urones junto a Isidoro Salcedo, integrantes de la Asamblea de Equo-Alcázar Vecinal / Lanza

Equo-Alcázar Vecinal critica que PSOE y PP hayan dado publicidad a las reuniones mantenidas en las últimas semanas con colectivos culturales y asociaciones deportivas, pese a que en los últimos años no han prestado atención a sus sugerencias a través del Patronato Municipal de Cultura y el Instituto Municipal de Deportes

Equo-Alcázar Vecinal critica que el PSOE y PP mantengan reuniones con colectivos culturales y asociaciones deportivas antes de las elecciones, después de “cercenar” su participación en las últimas legislaturas. Tras afirmar que “entre el dicho y el hecho va mucho trecho”, piden un respeto por los colectivos y un respeto a las normas.

La formación recuerda que el Patronato Municipal de Cultura y el Instituto Municipal de Deportes son organismos autónomos que “se crearon apostando por una mayor participación social, sumando a la representación de los grupos municipales la de los colectivos deportivos y culturales”. Según sus estatutos respectivos se organizan a través de las juntas rectoras y los consejos asesores como garantía de participación vecinal y de control de la actividad deportiva o cultural.

Sin embargo, Equo-Alcázar Vecinal señala que en las dos últimas legislaturas estos organismos han funcionado de forma autónoma, “con dirección y presupuesto propio”, pero “sin ninguna participación, ni control, ni aportaciones o sugerencias” por parte de los grupos políticos de la oposición ni de los colectivos.

En la legislatura 2011-2015 el Partido Popular no convocó ninguna vez el Consejo de Deportes, ni al de Cultura, donde están representados todos los colectivos. En la legislatura que termina, 2015-2019, indican en nota de prensa que el Partido Socialista “no ha tenido en cuenta tampoco la opinión ni el control de los colectivos culturales durante toda la legislatura”.