La Guardia Civil realiza cinco registros domiciliarios simultáneos en Puertollano

Las intervenciones y actuaciones policiales continúan a raíz de la reyerta registrada el pasado 22 de julio y tras la intervención de la Guardia Civil en un domicilio de la calle Cantarranas en la localidad de Argamasilla de Calatrava, que se saldó con siete agentes de la Guardia Civil heridos.  

Las intervenciones y actuaciones policiales continúan a raíz de la reyerta registrada el pasado 22 de julio y tras la intervención de la Guardia Civil en un domicilio de la calle Cantarranas en la localidad de Argamasilla de Calatrava, que se saldó con siete agentes de la Guardia Civil heridos.
   Si la semana pasada tenía lugar este registro en Argamasilla de Calatrava, esta misma madrugada, sobre las 6:30 de la mañana, un amplio dispositivo de la Guardia Civil -muy bien equipada-, y con presencia de efectivos del Grupo de Reserva y Seguridad, procedían a realizar cinco registros domiciliarios en la zona del Pino de Puertollano. Estos registros se volvían a producir en busca de armas ilegales, al igual que sucediera en Argamasilla de Calatrava, aunque en esta ocasión con mejores resultados.
   Así, este pasado fin de semana la titular del juzgado de primera instancia e instrucción número 3 de Puertollano decretaba prisión provisional comunicada y sin fianza para el hombre detenido tras abrir fuego contra varios guardias civiles en Argamasilla de Calatrava que se disponían a hacer un registro domiciliario.  Se le imputan de forma provisional los delitos de homicidio en grado de tentativa, atentado contra la autoridad, tenencia ilícita de armas y receptación.
   Tanto este hombre como las tres mujeres detenidas por herir a siete guardias civiles -a cuatro con perdigones de escopeta y a otros tres durante el forcejeo- el pasado jueves, prestaron declaración ante el juez durante todo el sábado, cuando empezaron a pasar a disposición judicial.
   Por su parte, las tres mujeres quedaron el libertad con cargos y la jueza adoptó como medida cautelar la obligación de comparecer las tres ante el juzgado los días 1 de cada mes. A una de las detenidas se le imputa de forma provisional como presunta autora de un delito de tenencia ilícita de armas y otro de atentado contra la autoridad; y a las otras dos, por tenencia ilícita de armas.