Disponible en Android el videojuego ‘El viaje de Santa Teresa’

Lanza Malagón
Imagen del videojuego, donde aparece el convento de Malagón

Imagen del videojuego, donde aparece el convento de Malagón

Desde que el videojuego llegó a los más pequeños y jóvenes de la localidad hace escasos meses, cientos de ellos han podido disfrutar de su juego particular "en el que Santa Teresa, una monja muy querida en Malagón –municipio incluido en las rutas de peregrinación "Las Huellas de Santa Teresa"- salta, corre, pasea y disfruta por calles, plazas y monumentos recreados del propio Malagón, recogiendo lágrimas que caen del cielo en un cestillo".

El Ayuntamiento de Malagón y Akura Games en colaboración, y con motivo de la celebración del Año Jubilar Teresiano, lanzan este videojuego relacionado con la figura de Santa Teresa. Dicho desarrollo estuvo presente en la Casa de Cultura del municipio durante un mes y ahora llega al Market de Android.

Con esta iniciativa, el consistorio busca acercar de un modo directo y entretenido la figura de Santa Teresa a los más pequeños; objetivo conseguido dada la numerosa participación que esta instalación tuvo durante su presencia en la localidad.

Si tienes un telefóno con sistema Android, puedes descargar  el juego  “El viaje de Santa Teresa”. Para ello tienes que pulsar sobre el enlace de abajo

Desde que el videojuego llegó a los más pequeños y jóvenes de la localidad hace escasos meses, cientos de ellos han podido disfrutar de su juego particular “en el que Santa Teresa, una monja muy querida en Malagón –municipio incluido en las rutas de peregrinación “Las Huellas de Santa Teresa”- salta, corre, pasea y disfruta por calles, plazas y monumentos recreados del propio Malagón, recogiendo lágrimas que caen del cielo en un cestillo”.

Los creadores del video juego, José Vicente Murgui y Jesús Pedro Calzado, explicaban que “fue concebido y diseñado respetando en todo momento incluso la historia más íntima de la Santa, y aludiendo dicha acción que se recrea en el video juego a un fragmento de sus muchas obras en el que Santa Teresa escribió que “rezar a Dios era como regar el alma”.