La FEMP-CLM deberá licitar de nuevo el proyecto CLIME tras la anulación administrativa de algunas cláusulas del pliego

Lanza Puertollano
Puertollano sufre una 'oleada' de incendios de contenedores

Puertollano sufre una 'oleada' de incendios de contenedores

El proyecto CLIME impulsado por la FEMP consta de dos fases. La primera, ya concluida, de redacción de auditorías energéticas en los consistorios solicitantes; y la segunda, la que se deberá reiniciar ahora, de licitación de servicios y suministros energéticos.

La Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha (FEMP-CLM) deberá redactar de nuevo los pliegos de clausulas administrativas y prescripciones técnicas y proceder a una nueva convocatoria de licitación de la segunda fase del proyecto CLIME de ahorro energético en alumbrado e instalaciones municipales, en cumplimiento de una resolución del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales que ha anulado algunas de las clausulas del procedimiento ya iniciado.

Según consta en una resolución de 28 de febrero de 2018 firmada por el secretario general de la FEMP-CLM, Tomás Mañas, consultada por Europa Press, la FEMP ha determinado retrotraer las actuaciones correspondientes al expediente de contratación al momento inmediatamente anterior a la aprobación de los pliegos de clausulas administrativas y técnicas, que deberán ser de nuevo redactados.

Además, la federación de municipios ha resuelto notificar esta decisión a las empresas licitadoras y proceder a la devolución de las ofertas presentadas y de los avales o fianzas depositadas.

La FEMP-CLM actúa así en cumplimiento de una resolución de 16 de febrero del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, que ha anulado determinadas clausulas de los pliegos de contratación tras los recursos presentados por la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Energéticos y la Asociación de Empresas de Mantenimiento Integral y Servicios Energéticos contra el pliego de licitación del “contrato mixto de servicios y suministros energéticos en instalaciones térmicas y alumbrado interior de edificios públicos y en instalaciones de alumbrado público exterior y otras, de las entidades locales adheridas a la Central de Contratación y a la Fase II del Proyecto CLIME”.

La estimación parcial del Tribunal, de obligado cumplimiento, afecta, en concreto, a los apartados de los pliegos relativos a documentos acreditativos de solvencia técnica, a la baja sobre el precio de licitación previsto para el presupuesto base del contrato y a la plantilla de la empresa adjudicataria.

Otro contenido afectado es la obligación del adjudicatario al pago de los gastos de la FEMP para financiar la preparación del contrato y de los gastos de las auditorías energéticas previas incluidas en la primera fase del proyecto CLIME.

El proyecto CLIME impulsado por la FEMP consta de dos fases. La primera, ya concluida, de redacción de auditorías energéticas en los consistorios solicitantes; y la segunda, la que se deberá reiniciar ahora, de licitación de servicios y suministros energéticos.

A la segunda fase se han adherido un total de 58 municipios de Castilla-La Mancha, según los datos de la FEMP, que asegura que podrían beneficiarse del ahorro de una “contratación centralizada”.