Sí a la Tierra Viva paraliza pruebas de lavado de monacita en un corral

El Ayuntamiento explica que la empresa Quantum tenía permiso para almacenar material de las catas en ese solar, pero no para actividad

Belén Rodríguez
Ciudad Real

La plataforma Sí a la Tierra Viva, en su particular guerra contra la apertura de minas de tierras raras en la provincia, ha conseguido que el Ayuntamiento de Torrenueva paralice una actividad no autorizada en un corral que la empresa Quantum Minería alquiló en 2013 en esta localidad, para almacenar allí tierras de las catas que se han hecho en la parcela experimental en la que, de autorizarse, podría empezar la actividad minera.

“El Ayuntamiento ha resuelto incoar expediente sancionador de infracción urbanística por paralizar las actividades de almacenamiento, clasificación y lavado de tierras sin la obtención previa de licencia”, divulgó ayer la plataforma, que considera buena la actuación municipal aunque les reprocha que no hayan estado más vigilantes.

León Fernández, el alcalde, ha confirmado a Lanza que efectivamente el martes se clausuró el corral, aunque resta importancia a lo ocurrido. “Ese solar lo tienen alquilado desde hace años para almacenar el material, pero no para manipularlo. Al parecer desde hace unos días habían contratado a unos chicos del pueblo para limpiar tierra y separar el mineral, para obtener las muestras de lo que están buscando, pero efectivamente no tenían permiso para esto”, dice el primer edil, que insiste en que la apertura de la posible mina en la zona sigue pendiente de la declaración de estudio de impacto ambiental.

Por otra parte la plataforma Sí a la Tierra Viva sigue celebrando charlas informativas contrarias a estos proyectos. La última la hicieron el jueves en Membrilla. Según la consejera de Economía, la empresa que pensaba investigar en esa comarca ya ha desistido del proyecto.

Dicen que ha habido “falta de rigor”

“Desde esta asociación queremos manifestar que el Ayuntamiento ha obrado adecuadamente con el resultado de esta resolución, pero denunciamos la falta de rigor in vigilando  de esta  administración,  así como la actuación omisiva de la empresa que ha actuado sin someterse a la legislación vigente,  propia para cualquier actividad industrial”, explica la plataforma en un comunicado.
En opinión de este colectivo, que tiene soliviantada a toda la comarca, “la empresa no está haciendo las cosas bien y por eso  está cundiendo la alarma social,  dado el calado de la actividad, ya que estamos hablando de actividad minera, con grave impacto en el territorio, en el agua y en el ambiente, sin que por lo pronto no se haya determinado por organismo independiente si los minerales objeto de extracción y manipulación pueden causar riesgo para la salud, al estar asociados a elementos radioactivos como el torio y el uranio”.
Quantum Minería, que lleva investigando en la zona varios años para ver la rentabilidad de extraer tierras raras, cuenta con la colaboración de la UCLM para la restauración de suelos posterior a la actividad minera.