Asaja augura un escenario favorable al inicio de la campaña de vendimia

Lanza Tomelloso
Un trabajador en la vendimia / Elena Rosa

Un trabajador en la vendimia / Elena Rosa

La falta de existencias de vino al inicio de la próxima vendimia unido a una vuelta a la normalidad en la producción vitícola hacen prever un escenario favorable para los productores castellano-manchegos, que debería traducirse en unos precios de la uva por encima de campañas pasadas.

Así lo determinó la Sectorial Vitivinícola de ASAJA de Castilla-La Mancha que se reunió ayer en Tomelloso (Ciudad Real) para analizar las estimaciones de cosecha en el ámbito regional, así como, las existencias de vino en las bodegas y cooperativas.

En términos generales, la Sectorial constató una recuperación de la producción de uva respecto a campañas anteriores, aunque todo dependerá de las lluvias de los próximos días hasta el inicio de la vendimia que, después de algunos años adelantada por la sequía y las altas temperaturas, vuelve a la normalidad.

De seguir las condiciones climáticas estables, la cosecha será de excelente calidad ya que los parámetros de humedad permitirán una adecuada maduración de la uva.

Asimismo, la Sectorial Vitivinícola determinó que actualmente las existencias de vino en las bodegas y cooperativas son prácticamente nulas y las que hay están comprometidas para asegurar el enlace entre campañas. No obstante, ha urgido a la Consejería de Agricultura a facilitar información oficial de las existentes a 31 de julio.

Por todo ello, en la actual campaña se espera una comercialización fluida y buenos precios de la uva, a pesar de que ha habido voces interesadas en hacer creer que la cosecha de este año iba a ser abundante.

En cuanto a los precios, ASAJA de Castilla-La Mancha ha vuelto a insistir en que se diferencie el pago de la uva por calidad, premiando a aquellos agricultores que aportan un valor añadido y orientan su producción al mercado y a las demandas de los consumidores.

Además, la organización ha recordado la obligación de los operadores de dar a conocer al viticultor los precios de su producto antes de entregar la cosecha, y ha asegurado que, cualquier deficiencia o anomalía que detecte en las operaciones de compraventa de uva, será trasladada a la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) para que tome las medidas oportunas.

En este sentido, la Sectorial Vitivinícola destacó la necesidad de poner en marcha medidas dirigidas a la trazabilidad real del producto elaborado con la uva, como son la gestión de las producciones, certificación de los productos elaborados con la uva o el control de los diferentes rendimientos de extracción de las distintas variedades.

Otros puntos abordados por la Sectorial Vitivinícola fueron las recientes órdenes aprobadas por la Consejería de Agricultura que hacen referencia, por un lado, al control de las producciones de uva por hectárea y, por otro, a la autorización de la replantación anticipada de viñedo, siendo esta última valorada por la Organización por ser una demanda surgida en el seno de la Sectorial.

Por último, ASAJA de Castilla-La Mancha ha informado de la creación de una Comisión Técnica para analizar el borrador del Plan Estratégico del Sector Vitivinícola que elabora la Consejería de Agricultura con el fin de presentar sus observaciones antes de que finalice el mes.