Gonzalo Bernardos ve perspectivas económicas positivas en el horizonte 2020

Noemí Velasco Manzanares
SONY DSC

SONY DSC

Gonzalo Bernardos ha pronosticado que en 2018 la economía española crecerá por encima del 3%, que el paro bajará al 10% en 2020 y que los salarios subirán un 10% en las VII Jornadas Empresariales de Manzanares. Además, el economista ha destacado las posibilidades de Manzanares para atraer a la industria logística

La pesadilla que significó la crisis para la sociedad ha pasado y la economía muestra una evolución positiva en el horizonte 2020. El economista Gonzalo Bernardos ha vislumbrado un panorama esperanzador para la economía española en la conferencia ofrecida este viernes en las VII Jornadas Empresariales de Manzanares.

La charla de Gonzalo Bernardos, que es colaborador habitual de numerosos programas de televisión como Al Rojo Vivo o La Sexta Noche, ha sido una de las más seguidas en las jornadas y ha causado un gran interés para empresarios y emprendedores, deseosos de saber las perspectivas de futuro.

Doctor en Economía por la Universidad de Barcelona, Bernardos ha hecho referencia a las circunstancias que favorecieron la salida de la recesión a la economía española, como la bajada del petróleo, el boom turístico propiciado a partir de la inestabilidad política de los países árabes del Mediterráneo o la depreciación del dólar.

Sin embargo, el ponente ha sido muy crítico con el Gobierno de Mariano Rajoy, un presidente cuya estrategia, bajo su punto de vista, ha sido “copiar la normativa alemana” en cuanto a la legislación laboral y “esperar”. Bernardos incluso ha ironizado con “las capacidades de negociación del Gobierno de España ante el Banco Central Europeo para comprar la deuda”, algo que no consiguió José Luis Rodríguez  Zapatero.

Un crecimiento superior al 3% en 2018

Tras hacer referencia al importante crecimiento de la economía española en 2015 y 2016, a un ritmo muy por encima de Alemania, Gonzalo Bernardos ha jugado con las palabras al decir “España en estos momentos vive por debajo de sus posibilidades”. En ello ha influido tanto la “contención salarial” como “el aumento de las exportaciones”.

Gonzalo Bernardos ha afirmado que, “si siguen las cosas así y los políticos no complican más las cosas, la situación podría ser especialmente buena para las empresas y los trabajadores”, y ha pronosticado que en 2018 la economía española crecerá “como mínimo a un 3%” y que a finales de 2020 la tasa de paro habrá bajado al 10%.

Frente a los que consideran que los “brotes verdes” durarán poco, Bernardos considera que el Ministerio de Economía, que vaticina un crecimiento para el año que viene el 2,4%, no ha tenido en cuenta “la penetración de las exportaciones”, ni que España de nuevo “ha entrado en una fase de boom inmobiliario”.

Además, Gonzalo Bernardos calcula que, si continúa el ritmo de incorporación al mercado laboral, con la suma de unos 500.000 empleados nuevos al año, a finales de 2020 y principios de 2021 la tasa de paro habrá bajado al 10%, un dato positivo para el economista, que ha advertido que España nunca ha sobrepasado la barrera del 7%.

Además, también ha apuntado que habrá una “importante subida de salarios”, porque las empresas están receptivas, y que aumentará el poder adquisitivo, “alrededor de un 10% en los próximos cuatro años”.

El “suicidio colectivo” de la economía catalana

Las referencias a Cataluña no han faltado y Gonzalo Bernardos ha confesado no entender el “suicidio” colectivo de la sociedad catalana con la declaración unilateral de independencia. “Los partidos políticos catalanes son muy malos gestores, pero tienen mucha capacidad para hipnotizar a la gente”, ha expresado.

El economista ha cuestionado que una Cataluña independiente pudiera subir las pensiones al 10% o que el paro baje a la mitad, y ha lamentado que organizaciones como la Asamblea Nacional Catalana han creado la idea de “una arcadia feliz”.

En esta línea, Bernardos ha esperado que los partidos constitucionalistas ganen las elecciones del 21 de diciembre, que todo lo que ha ocurrido en los últimos meses sea “una vacuna para muchos años”, y que los problemas de las familias y de las empresas, y no la independencia, sea lo que preocupe a partir de entonces.

Las posibilidades de Manzanares para la industria logística

A nivel local, Gonzalo Bernardos ha recomendado a Manzanares que pase a la “primera división” de la industria logística relacionada con el comercio electrónico. El economista ha señalado que las empresas logísticas buscan “suelo barato” y “buenas comunicaciones”, y en este sentido la ciudad puede cumplir las expectativas.

También ha dado consejos a los empresarios locales: a los constructores, que empiecen a planificar casas, siempre con precios inferiores al 30 o 35 por ciento que 2007; a los bares que amplíen, porque en el futuro próximo va a haber más fiestas; y a los comercios que ejecuten cambios que permitan cambiar el low cost por productos de más calidad.