La Junta incorporó en 2016 seis viviendas tuteladas para mayores en Fontanarejo

La consejera Aurelia Sánchez confirmó que C-LM es la tercera región con la mayor red de viviendas durante su visita a la de Fontanarejo

El Gobierno de Castilla-La Mancha incorporó en 2016 seis nuevas viviendas de atención a personas mayores a la red pública regional, que está formada por un total de 154 viviendas, con unas 1.500 plazas, “con lo que Castilla-La Mancha consolida su posición como comunidad autónoma con la tercera mayor red de viviendas de mayores”. Así lo confirmó la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, durante su visita a la vivienda de personas mayores de Fontanarejo, en la que destacó que el presupuesto destinado a la financiación de estas 1.500 plazas es de 3.837.840 euros. En el caso de Ciudad Real hay 37 viviendas para mayores existentes, con 320 plazas y un presupuesto anual de 896.000 euros.

Aurelia Sánchez recordó que en los cuatro años del anterior Gobierno se cerraron 22 viviendas, con lo que “122 personas tuvieron que abandonar su pueblo para irse a vivir a una residencia quedando desvinculados de su entorno socio-familiar”. Sánchez puso en valor la vivienda para mayores “como recurso principal de alojamiento y convivencia en los pequeños municipios del medio rural, por su parecido a los hogares habituales, en los que se reproduce el modelo de vida familiar que todos conocemos”.
Se trata de “viviendas normalizadas para mayores”, donde un pequeño grupo de 8 o 10 personas conviven, colaborando en las actividades domésticas de cada día y participando en la vida comunitaria como lo venían haciendo, pero manteniendo su vinculación con su pueblo, recordó Sánchez. Añadió que Castilla-La Mancha fue pionera en aplicar en España un modelo de atención en pequeños recursos de convivencia localizados en el mismo lugar donde viven las personas mayores, que se denominaron viviendas tuteladas, inspirado en el que comenzó a desarrollarse a mediados de los años 90 en países como Bélgica, Holanda, Alemania, Francia, Reino Unido o Dinamarca.
La consejera recordó que en 2016 el Gobierno regional puso en marcha el Programa de Apoyo a las Viviendas de Mayores que “presta una atención profesional integral, fomenta el envejecimiento activo y vela por la calidad de los cuidados personales, así como por la prevención de situaciones de dependencia”.
En su visita a esta vivienda con 9 plazas, la consejera estuvo con el alcalde de la localidad, Fernando Fernández; el director general de Atención a Mayores, Javier Pérez, la delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Olmedo, y la directora provincial de Bienestar Social, Prado Zúñiga.