foto

foto

El genio y el pensamiento

Una leyenda rural cuenta que hace mucho tiempo, en un lugar cercano de por aquí, un campesino con muy mala economía iba paseando por el campo maldiciendo su falta de fortuna y su mala suerte en la vida. Todo le salía mal, tenía problemas personales y ansiaba algo de suerte a la hora de afrontar su vida y sus deudas. 

Una leyenda rural cuenta que hace mucho tiempo, en un lugar cercano de por aquí, un campesino con muy mala economía iba paseando por el campo maldiciendo su falta de fortuna y su mala suerte en la vida. Todo le salía mal, tenía problemas personales y ansiaba algo de suerte a la hora de afrontar su vida y sus deudas. De repente, tropezó con algo que estaba en el suelo. Ese algo era una botella de cristal que seguro pensó, alguien se la había dejado olvidada por allí. Se agachó y la cogió con sus manos frotándola y sin darse cuenta apareció una especie de genio que se transformó en segundos saliendo del recipiente. Le habló claramente… te voy a ayudar concediéndote un deseo… serás rico si me haces caso… si eres capaz de tocar todo lo que veas durante cinco minutos siempre que no pienses en algo que te voy a  proponer serás rico y se convertirá en oro…. Inmediatamente el campesino aceptó el reto. No debes pensar en esta palabra, saltamontes…. fácil no? El tiempo empezó a correr, volar y el campesino como era de esperar hizo esfuerzos para intentar quitarse de la cabeza aquello que pensaba y que en ese momento era tan relevante, podría ser rico rápidamente. Desgraciadamente no pasó así y el genio desapareció de manera instantánea. Este fenómeno se dio varias veces, le pasó a mucha gente que pasaba por allí, y todos caían en la trampa, intentaban eliminar el pensamiento que les preocupaba o simplemente no querían tener porque la razón es mucho más fuerte de lo que nos imaginamos. La enseñanza que podemos extraer de esta metáfora en forma de cuento es la enorme fuerza que adquiere algo que se piensa, que en principio no es relevante. Sin embargo nos puede molestar, se puede hacer constante y obsesiva hasta límites que se nos escapan, no saliendo de ese bache que tanto nos afecta. Yo que llevo algo de ventaja y esto lo repito siempre en consulta lo que hubiera hecho era simplemente tocar, convertir en oro alguna piedra de ese camino y a mi casa! …. Y después a pagar a hacienda claro, porque es peor pensarlo.