El Consejo de Gobierno aprueba las bases para la concesión de subvenciones por importe de 591.000 euros para realizar programas de promoción, prevención y atención de problemas de salud mental

Lanza Toledo
Blanca Fernández, consejera de Igualdad y Portavoz del Gobierno

Blanca Fernández, consejera de Igualdad y Portavoz del Gobierno

Estas subvenciones tienen como objetivo la promoción del bienestar mental, la lucha contra el estigma y la discriminación, y el apoyo psicosocial y laboral de las personas con problemas de salud mental.

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado las bases para la concesión de subvenciones para la realización de programas de promoción, prevención y atención de problemas de salud mental y trastornos adictivos. La cuantía total de estas subvenciones es 591.800 euros y fue aprobada en el Plan de Actuación de la Fundación Sociosanitaria, en sesión ordinaria el pasado 24 de junio.

Tal como ha explicado la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, estas subvenciones tienen como finalidad atender a los fines de interés general de la Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha, que son la promoción del bienestar mental, la prevención de problemas de salud mental, la lucha contra el estigma y la discriminación en salud mental, la defensa y respeto de los derechos fundamentales y el apoyo psicosocial y laboral de las personas con problemas de salud mental y de adicciones.

En concreto, los fines previstos en el proyecto de Orden de bases reguladoras de subvenciones se dirigen a la promoción del bienestar mental y la prevención de problemas de salud mental.

Así, se desarrollarán campañas de sensibilización y lucha contra el estigma en defensa de los derechos fundamentales de las personas con problemas de salud mental, mejorando las habilidades necesarias para la convivencia, la recuperación de la calidad de vida y para romper el aislamiento social de personas con problemas de salud mental.

También se desarrollarán programas de intervención en centros penitenciarios de Castilla-La Mancha para personas reclusas que presentan problemas de adicciones a distintas sustancias.

“Para el Gobierno de Castilla-La Mancha estas actuaciones suponen un gran valor, pues no regular esta materia supondría la pérdida de una importante oportunidad para integrar actuaciones de atención individualizada o grupal y asesoramiento a usuarios de los programas, familias, profesionales, así como la difusión y promoción del asociacionismo en el ámbito de la salud mental”, ha explicado la consejera.

De esta manera se regula dicha materia, dándole un marco normativo mediante la elaboración de una Orden que supone la financiación total o parcial de programas o servicios desarrollados en Castilla-La Mancha.
En conclusión, ha manifestado Blanca Fernández, “estos programas están destinados a las personas que padecen algún problema de salud mental, que son más vulnerables entre las vulnerables y, por eso, el último colchón de seguridad que se les ofrece a través de la Fundación Sociosanitaria es irrenunciable”.