Alicia Palmer completa la trilogía de la revolución del siglo XXI con publicaciones sobre la libertad, igualdad y feminismo

A. Ruiz Ciudad Real
La guionista madrileña Alicia Palmer / A. R.

La guionista madrileña Alicia Palmer / A. R.

Presenta en ManchaCómic los dos ejemplares realizados con Cepaim en torno a ‘Hombres feministas’: ‘Referentes’ a lo largo de la historia y ‘El viaje’

La guionista madrileña Alicia Palmer presentó este viernes en ManchaCómic los dos títulos sobre ‘Hombres referentes’ publicados en colaboración con Cepaim. En 2017, apareció ‘Referentes’, que habla de hombres que a lo largo de la historia “se han comprometido en la lucha por la igualdad en la educación, conseguir el voto universal y en contra de la violencia de género”. El teólogo francés Poullain de Labarre que reivindicó en el siglo XVII el acceso de la mujer a la educación; el sufragista inglés John Stuart Mill, el norteamericano Frederick Douglass que, tras sufrir la esclavitud y luchar por su abolición, defendió los derechos de la mujer; y el padre de Malala, un activista por la educación de las mujeres en Pakistán, son algunos de estos referentes.

Por su parte, en 2019 ha aparecido ‘El viaje’, publicación que sigue “el esquema clásico del viaje del héroe” y que está protagonizada por dos chicos a quienes, estando en su círculo de confort, se les presenta el reto de entender “qué es el feminismo y la igualdad”. Inicialmente dudan y después se deciden a investigar por su cuenta qué es y qué se revindica con el feminismo.  En el trayecto, se encontrarán tanto con enemigos como mentores y al final logran el elixir que es el conocimiento de qué es realmente el feminismo.

Antes de estos dos libros, Palmer elaboró, en colaboración con Médicos del Mundo, la publicación ‘Esclavas’ que aborda la explotación sexual y trata, primera parte de una trilogía sobre la revolución del siglo XXI al centrarse en esta obra en la libertad; la de ‘Referentes’ en la igualdad; y en la de ‘El viaje’ no ya en la fraternidad que “se nos queda corta”, sino en el “feminismo, solidaridad y empatía de toda la humanidad”.