La Biblioteca Municipal “Francisco García Pavón” consigue uno de los premios María Moliner

Carlos Moreno Tomelloso
Biblioteca Municipal de Tomelloso

Biblioteca Municipal de Tomelloso

El trabajo concienzudo, serio y constante que se lleva a cabo en la Biblioteca Municipal “Francisco García Pavón” ha vuelto a tener recompensa en forma de premio. Si hace tres años recibió un galardón a la excelencia, ahora la Biblioteca ha conseguido uno de los premios María Moliner que reconoce las actividades que se llevan a cabo para fomentar la lectura y poner en valor el mundo de los libros.

Tomelloso ha conseguido el galardón en la categoría de ciudades de más de veinte mil habitantes. Como es lógico, el premio ha sido recibido con satisfacción y orgullo por parte del concejal de Cultura, Raúl Zatón y de la directora de la biblioteca, Rocío Torres, con los que Lanza ha hablado, no solo del premio, sino de toda la actualidad de este dinámico servicio municipal.

La directora de la Biblioteca, Rocío Torres, que lleva casi cuarenta años al frente de la Biblioteca, explica que el premio está dotado con 1.700 euros que se tendrán que emplear obligatoriamente en compra de libros. Torres da valor a un premio al que se han presentado más de quinientos proyectos en toda la región, el de la Biblioteca tomellosera se centró en los libros y los animales “como esos amigos files que nunca te fallan”.

Rocío Torres ofrece datos contantes y sonantes de la evolución de una biblioteca que alcanza los 10.700 socios, y recuerda con cariño el pequeño reconocimiento que se tuvo con la niña de 8 años que tuvo el honor de ser la socia número diez mil. “Solo en el año 2017 tuvimos 83 actos entre conferencias, espectáculos musicales, presentaciones de libros… Los servicios han aumentado de manera espectacular con los préstamos que ahora se ofrece de música, películas, que se añaden a los más tradicionales de libros, prensa y revistas. Esperamos ofertar pronto libros digitales que tienen mucho tirón, aunque hay usuarios que prefieren seguir fieles al papel”.Asimismo, a través de la Red de Bibliotecas de Castilla-La Mancha se podrá utilizar el servicio de préstamo de libros electrónicos, “un servicio muy novedoso que también puede tener una buena aceptación”. La densa actividad cultural de la ciudad es otro de los aspectos que subraya Rocío Torres en esta entrevista. “A la actividad que generamos nosotros mismos, se añade las de las asociaciones, en nuestra ciudad hay más de trescientas registradas, y también la de muchas personas que a título individual también presentan sus trabajos. Tomelloso es un pueblo muy emprendedor e inquieto que nos sorprende cada día más”. Torres cree que la crisis vivida recientemente ha sido un factor que ha avivado la llama de la creatividad en mucha gente. “De hecho, en este periodo hemos presentado más libros que nunca”.

Y como corresponde a una mujer tan activa y emprendedora, Rocío Torres nos ilusiona con algunas novedades, como aumento de los fondos dedicados a uno de los personajes ilustres de Tomelloso, Francisco Martínez Ramírez, con algunas obras inéditas, así como valioso material de un nieto, Javier Martínez de Padilla, periodistas que colaboró en importante rotativos de tirada nacional como Pueblo, ABC, Diario de Madrid o La Vanguardia, además de trabajar como corresponsal en América y Africa y cubrir la Guerra del Vietnam, donde conseguiría algunas valiosas exclusivas.

Por otro lado, la biblioteca ha recibido la donación de un señor de Madrid con documento, libros y cartas relacionados con la vida de Eladio Cabañero que ya se ha inventariado. Asimismo, la biblioteca guarda como una auténtica joya un libro pequeño de una obra de teatro de 1901 titulada, “Tomelloso a vista de pájaro” que está escrita en verso. “Es realmente curiosa y esperamos que se pueda representar algún día”, señala Torres.

La necesidad de unas nuevas instalaciones

Cincuenta años lleva la biblioteca en las instalaciones de la calle Independencia, el lugar que vino a sustituir a aquella pequeña sala de lectura que se ubicaba en el edificio que hoy alberga las dependencias de la Policía Local. Pero el edificio se quedó obsoleto desde hace tiempo y ya en la época de Carlos Cotillas empezó a plantearse la posibilidad de contar con unas nuevas dependencias. “Se sopesó primero la opción de la Casa del Gallego, pero ahora la opción que gana enteros es la de ubicarla en la Plaza del Mercado de Abastos, ya sea en lo que era el edifico del antiguo mercado, o construyendo una edificio de nueva planta en la zona de aparcamientos que hay justo al lado”, explica Rocío Torres.

Llevar la biblioteca aquí sería para la directora algo muy positivo, “ya que revitalizaría una zona céntrica que lleva deprimida muchos años. Sería bueno que la biblioteca principal estuviese aquí y que los distintos barrios de la ciudad pudiesen contar con bibliotecas periféricas. Ojala y este proyecto pudiera hacerse realidad en la próxima legislatura”.