Carlos García: “El equipo irá a Cuenca con ganas de dar un mazazo encima de la mesa”

Antonio Martínez Almagro
Carlos García, jugador del Almagro

Carlos García, jugador del Almagro

El defensa del Almagro se muestra optimista de cara al futuro inmediato del equipo. La derrota ante el Villarrubia está olvidada y no descarta dar la sorpresa el domingo en La Fuensanta ante el Conquense.

Uno de los jugadores franquicia del conjunto almagreño, Carlos García, nos contaba cómo había sido la semana tras la dolorosa derrota del pasado domingo en el derbi del Manuel Trujillo ante otro equipo provincial, el Villarrubia. Una derrota dura donde después de reponerse de encajar un tempranero tanto, se les terminaba escapando en los instantes finales por un gol en propia puerta de un compañero, un choque del que al menos parecía iban a llevarse un punto. A pesar de ello “lo hemos asimilado como se tiene que asimilar, entrenando más duro si cabe, pensando ya en el partido del domingo contra el Conquense y sí que nos escoció un poquito la derrota porque empatamos nada más salir del vestuario del descanso y después llegó el mazazo a última hora pero vamos, el equipo lo ha encajado bien y estamos trabajando pensando ya en el domingo” explicaba.

A pesar de esta derrota y de que todo está muy igualado tanto por arriba como por abajo, el equipo había de los puestos de descenso tras su victoria en Marchamalo y este traspié no le ha supuesto caer en la zona de peligro, por lo que el objetivo del Almagro se podría dar por cumplido a estas alturas de temporada como reconocía el defensa daimieleño aunque con un pero: “El objetivo siempre ha sido la permanencia lo único es que nos gustaría a todos obtenerla con más holgura y más tranquilidad. Yo creo que cuando afinemos un poco estaremos donde debemos estar, en una zona más tranquila, en mitad de tabla”.

Por estos motivos, ha habido conjura en el vestuario, de este modo “nos hemos juntado hace poco todos los compañeros, ha habido sanciones, lesiones, fichajes y poco a poco el equipo va a ir a mejor”.

Pero como comentaba Carlos García, ahora no queda otra que mirar hacia delante, donde espera un desplazamiento complicado ante uno de los equipos favoritos del grupo y opinaba que “va a ser un día complicado, nosotros no jugamos por la mañana aquí en Almagro, es un desplazamiento largo de casi tres horas pero el equipo va con mucha ilusión y con ganas de dar un mazazo encima de la mesa sabiendo que es un equipo fuerte, de los gallitos y vamos con mucha ilusión” concluía.