Este Villarrubia ya carbura

Chicastro Villarrubia de los Ojos
Los jugadores del Villarrubia saludan a los aficionados antes de un partido

Los jugadores del Villarrubia saludan a los aficionados antes de un partido

Con un fondo de armario considerable y con la misma filosofía del año pasado, el equipo de Javi Sánchez empieza a acercarse a lo que quiere.

El Formac Villarrubia va por buen camino. Al final, el club blanquiazul va a llevar razón en eso de firmar sobre seguro y no precipitarse a la hora de firmar cualquier cosa. Pese a que el tiempo apremia y el inicio liguero está a la vuelta de la esquina, el buen trabajo del cuerpo técnico y de la secretaría técnica va dando su fruto en forma de resultados y de sensaciones.

Vencía el pasado miércoles el Villarrubia al Conquense por 3-0. Un doblete de Sergio Arribas y otro tanto de Dieguito hicieron que la ilusión de la grada subiera un poquito más de cara a un año que, como venimos diciendo, se avecina bonito, difícil y muy apasionante. Lejos del resultado, las sensaciones fueron muy positivas en el, probablemente, mejor partido de esta pretemporada tras ganar a La Fuente y perder por la mínima ante Inter de Madrid y La Roda, respectivamente.

Una de las claves, sin duda, ha sido el fondo de armario. Y es que cabe recordar que ante La Fuente, Inter de Madrid y La Roda, Javi Sánchez apenas pudo contar con trece o catorce jugadores. Difícil manera para probar cosas y hacer experimentos. Sin embargo, ante el Conquense, el técnico toledano pudo contar con 18 jugadores. Y se notó. Se notó hasta el punto de poder hacer experimentos y sacar prácticamente dos onces distintos. Bien es cierto que jugadores como Dieguito, Fran Minaya o Arroyo jugaron los noventa minutos, pero eso sirvió para hacer diferentes variantes.

Por otro lado, el equipo respondió y se acercó un poquito más a ese Villarrubia atrevido, que tiene la posesión del balón y que genera ocasiones. El nivel físico fue de notable al ver a muchos de los jugadores en un gran estado de forma y el partido encandiló a una grada que cada día está mucho más ilusionada. Al final, una victoria para sacar muchas cosas positivas, reforzarlas y que sirvan como base para una temporada realmente exigente.

Javi Sánchez habla con Minaya - Foto- Elena Rosa

Javi Sánchez habla con Minaya - Foto- Elena Rosa

Javi Sánchez, satisfecho

Mientras tanto, el técnico blanquiazul se mostraba satisfecho a la conclusión del encuentro. “La imagen fue buena en todo el partido. Jugamos bien, no cometimos errores y marcamos goles. Bien es cierto que hasta el fin de semana pasado estábamos en cuadro y hoy (por el miércoles) ha sido otra historia. Ahora los jugadores compiten por un puesto y eso se nota”, explicaba Javi Sánchez mientras matizaba, tras los movimientos vistos, que “más que experimentos, son movimientos para dar oxígeno a otros jugadores más cargados. Hay que estar preparado para todo”.

Por último, recalcaba que “hemos tenido bastante paciencia y al final vamos a tener razón como el caso de Sergio Arribas”. Por otro lado, en cuanto al jugador a prueba Nacho, que sale de la División de Honor de juveniles, el mister indicaba que “Nacho es un chaval a prueba pero hace las cosas bien. Veremos esta semana y valoraremos. Aparte del lateral derecho sub 23 que pueda jugar de central, no buscamos nada. La plantilla está encaminada”.

Mientras tanto, la plantilla volvió a ejercitarse en la jornada de este jueves para preparar el siguiente amistoso, el del próximo sábado en Linarejos ante todo un Linares. Ya el miércoles, nueva prueba de fuego. Esta vez será con el también recién ascendido Mérida en el Estadio Romano.