Manolo Martínez: “Tenemos que partir desde una posición de humildad”

Antonio Martínez Socuéllamos
Manolo Martínez, dando instrucciones a sus jugadores / Foto: Elena Rosa

Manolo Martínez, dando instrucciones a sus jugadores / Foto: Elena Rosa

Primeras reacciones del técnico del Socuéllamos al sorteo de calendario. Su equipo debutará en casa ante uno de los gallos, el Badajoz. La primera salida tendrá mucho morbo: Villarrobledo.

Calendario exigente en el inicio para la U.D. Socuéllamos pues arrancará con la visita al Paquito Giménez de uno de los favoritos, el C.D. Badajoz de Pedro Munitis. La siguiente jornada tendrá todo el atractivo posible, el primer derbi en Segunda B con el Villarrobledo, que tendrá lugar en el ‘Barranco del lobo’. Después, otro derbi en casa ante el Talavera, otro de los conjuntos a priori más potentes del grupo, pero Manolo Martínez prefiere no mirar más allá de la jornada 1.

“Lo primero satisfacción por tener ya el calendario porque sobre todo para planificar bien la pretemporada y el resto de partidos que nos quedaban era importantísimo saber si la jornada 1 iba a ser fuera de casa o en casa, y más teniendo en cuenta que lo fuese fuera de casa quitando Villarrubia eran campos muy distintos al nuestro. Ya lo tenemos y como entrenador solo me interesa la jornada 1 cuando estoy en pretemporada. La segunda es Villarrobledo y la tercera Talavera, tendrán sus alicientes y sus complicaciones pero de momento hay que preparar la primera ante un candidato al ascenso que ya lo fue la temporada pasada, donde dieron un salto de calidad y este año lo mantienen e incluso lo han aumentado viendo los movimientos que han hecho. [Badajoz] Es uno de los rivales más fuertes del grupo seguramente con Extremadura y alguno más. Intentar competir y dejar el pabellón alto, que la afición en ese primer partido tenga el aliciente de tener un rival tan potente, que para eso fue para lo que conseguimos el ascenso, para ver rivales así, que puedan disfrutarlo, dar la cara y por qué no intentar ganar el partido”.

Este año el gran objetivo de todos los equipos será evitar las cuatro últimas plazas, estará más caro que nunca en una Liga de diez. Esto supondría, además de asegurar la permanencia, luchar por el ascenso a la nueva categoría.

“El objetivo del equipo esta temporada tiene que ser mantenerse aunque por cómo han hecho la composición de grupos y el sistema de competición se ha complicado mucho, son muchos descensos. En nuestro grupo, tratar de huir de esas cuatro últimas posiciones, aunque es complicado encontrar cuatro equipos que puedas dejar detrás. Seguramente si le preguntas al resto de rivales cuáles pueden ser, todo el mundo cogería a los recién ascendidos como puede ser nuestro caso, así que nosotros tenemos que partir desde una posición de humildad. Si puedes meterte como sexto te aseguras la permanencia y puedes luchar por el ascenso, lo que sería un aliciente muy bonito, pero nosotros tenemos los pies en el suelo, tenemos claro que somos un recién llegado y partido a partido nos tenemos que ganar, con el apoyo de la afición, huir de esas cuatro posiciones para mantener la categoría”.

Por el momento, los primeros pasos de la pretemporada están siendo firmes. El Socuéllamos cuenta con la ventaja de que la mayoría de sus futbolistas viene de competir hace apenas mes y medio. Tan solo varios de los nuevos fichajes son los que están sufriendo un tiempo de inactividad de seis meses.

“En principio los chicos han llegado bastante bien, la mayoría han disputado la fase de play off, otros que han venido sin haber competido desde marzo pues lógicamente lo están acusando, sobre todo en las primeras sesiones. Es mucho tiempo sin golpear un balón, aunque hayan hecho trabajo físico es una sensación parecida a la de cuando nos incorporamos en junio para preparar los play off. Esperamos poco a poco ir cogiendo el ritmo sin acumular molestias y por lo demás la gente ha llegado con ganas y mucha ilusión de volver a entrenar, ya se va notando más ritmo en las sesiones y buenas sensaciones”.