Vuelve la liga

Europa Press Ciudad Real
Equipaciones de los equipos de La Liga

Equipaciones de los equipos de La Liga

FC Barcelona, Real Madrid y Atlético, favoritos para alzarse con el título.

El FC Barcelona, el Atlético de Madrid y el Real Madrid, por este orden tras el final de la pasada temporada, serán una vez más los más firmes candidatos al título de LaLiga Santander, que comienza este viernes con dos encuentros: Girona-Valladolid y Betis-Levante. El FC Barcelona intenta defender su hegemonía doméstica ante unos rojiblancos muy reforzados en su plantilla y tras batir en la Supercopa de Europa a un conjunto madridista que afronta un nuevo proyecto tras la pérdida de sus dos principales referentes.

Todo hace indicar que el Barça, defensor del trono, y el Real Madrid, ‘rey’ de Europa, son los candidatos más tradicionales en esta pugna a la que en los últimos años se ha unido el Atlético de Madrid de la mano del ‘Cholo’ Simeone, dispuesto a plantar cara de nuevo, aunque pueda tener su mirada puesta en la ansiada ‘Champions’, cuya final de esta campaña es en el Wanda Metropolitano.

El equipo catalán afrontará la segunda temporada bajo el mando de Ernesto Valverde, que en su primer año logró reponerse a la macha inesperada de Neymar y a la dura derrota en la Supercopa de España ante el Real Madrid para dominar con ‘mano de hierro’ el panorama nacional y lograr el doblete Liga-Copa, que compensó un tanto el sinsabor de la eliminación sorpresiva ante la Roma en la Liga de Campeones.

El vigente campeón sólo perdió un partido la pasada temporada, ante el Levante en la penúltima jornada y tras haber ganado el título con mucha anterioridad, y tratará de mantener su idilio con una competición que ha ganado en nueve de sus últimas 14 ediciones.

La estrella indiscutible del equipo seguirá siendo Lionel Messi quien, con 34 dianas, fue máximo goleador del pasado curso liguero y que ahora ejercerá de capitán en esta primera temporada sin Andrés Iniesta, dejando su huella ahora en el fútbol japonés.

Valverde ha pedido refuerzos para tener más margen de maniobra y pese a no poder hacerse con Antoine Griezmann, ha conseguido fortalecerse en el medio con la llegada del joven brasileño Arthur y del experto y todoterreno chileno Arturo Vidal, y en defensa con otro central de nivel como Lenglet para dar alternativa a Piqué y Umtiti.

Malcom ha sido otra de las novedades para dar alternativas en ataque donde se espera mucho de Coutinho, que ya brilló tras llegar en el mercado invernal el año pasado, y, sobre todo, de Dembélé, que quiere mostrar el nivel que no tuvo en su primera temporada por culpa de las lesiones y donde estaba destinado a hacer olvidar a Neymar. De momento, el extremo francés fue clave para la conquista de la Supercopa de España ante el Sevilla.

El Atlético quiere incordiar

El Atlético de Madrid, capaz de inmiscuirse en la bicefalia que habían alcanzado FC Barcelona y Real Madrid, se ha ganado por derecho propio volver a ser considerado serio aspirante y más tras los refuerzos obtenidos y la conquista de la Supercopa de Europa ante el Real Madrid en la antesala del inicio liguero.

El equipo rojiblanco, actual subcampeón, ya había salido reforzado este verano, ya que su estrella, el delantero Antoine Griezmann, anunció la decisión de quedarse pese a que parecía que pondría rumbo a la Ciudad Condal. El ‘7’ será el gran líder de los de un Simeone que dispone de más piezas para intentar ganar la carrera de regularidad sin renunciar a ganar por fin la ‘Champions’ en la final del Wanda.

El Atlético ha perdido a su capitán, Gabi, a un emblema para la afición como Fernando Torres y al croata Sime Vrsaljko, pero además de mantener al resto de un bloque capaz de competir al máximo nivel, lo ha apuntalado con fichajes que hacen soñar a su entusiasta afición con cotas más altas a las habituales.

Otro francés, Thomas Lemar, que ya ha dejado muestras de sus buenas maneras, un mediocentro joven y pujante como Rodri, otro joven para dar velocidad por las alas como el portugués Gelson Martins, el croata Kalinic, el colombiano Arias y un portero solvente como Adán por si Oblak se lesiona son los avales de un Atleti que sueña con repetir la hazaña de la 2013-14.

El Real Madrid, a olvidar a Cristiano y Zidane

En cambio, un paso por detrás parece encontrarse en la actualidad el Real Madrid, actual campeón de Europa, pero que afrontará un nuevo proyecto donde ya no está en el banquillo Zinédine Zidane, arquitecto de sus tres años a gran nivel internacional, ni en el campo Cristiano Ronaldo.

Para relevar al francés, el club apostó por Julen Lopetegui, al que su fichaje por los madridistas le costó el puesto de seleccionador a dos días de debutar en el Mundial y que ahora intentará trasladar lo mostrado en la ‘Roja’ a un equipo que a nivel nacional no ha encontrado el brillo que sí ofrece fuera.

Más complicado parece será encontrar el sustituto de un Cristiano Ronaldo que ha dejado su poso en el club tras 9 años en los que anotó 451 goles. Capaz de anotar más de 50 goles en varias temporadas, la marcha del portugués a la Juventus deja un tanto ‘cojo’ a un Real Madrid que, de momento, no ha querido reemplazar al luso con otro fichaje ‘galáctico’ y prefiere mantener su confianza en Gareth Bale y Karim Benzema.

El portero belga Thibaut Courtois, el lateral Álvaro Odriozola o el joven brasileño Vinícius han sido las apuestas más importantes de un campeón de Europa que tendrá que aparcar rápidamente las dudas ofrecidas en la Supercopa ante el Atlético, derrota que podría precipitar fichajes de última hora, sobre todo en la parte ofensiva, para plantar más batalla en la Liga que en la pasada temporada cuando se quedó sin opciones muy pronto y concluyó tercero a 17 puntos del campeón.

El Valencia partirá como el principal candidato a ocupar por segunda vez consecutiva la cuarta plaza del campeonato de Liga, la cual le volverá a dar acceso a la Liga de Campeones, sin olvidarse de un Sevilla y un Villarreal que sueñan con volver a meterse entre los más grandes, o de un Betis que quiere seguir creciendo y de un Celta, un Athletic y una Real Sociedad que inician proyecto en busca de mejorar notablemente los resultados de la temporada anterior.

Salvo sorpresa mayúscula, todo apunta a que, una temporada más, los tres grandes del fútbol español volverán a ocupar las tres primeras plazas con acceso directo a la Liga de Campeones, por lo que sólo queda una vacante libre para la ansiada cuarta plaza y el acceso a la última plaza teórica ‘Champions’.

El Valencia, otro aspirante

En la primera línea de aspirantes, por lo realizado el año pasado, se sitúa su último poseedor, el Valencia de Marcelino García Toral, que no tuvo rival la temporada anterior y certificó la cuarta plaza con una ventaja de 12 puntos. Sin embargo, la disputa por las plazas de la Liga Europa sí tuvo una mayor igualdad, con varios candidatos inesperados como el Getafe, Eibar o Girona, aunque finalmente fueron el Villarreal, el Betis y el Sevilla quienes consiguieron entrar en Europa.

El Valencia regresa a la Liga de Campeones tres años después, un tiempo de espera donde los resultados han estado muy lejos del esperado, provocando la destitución de hasta seis técnicos hasta la llegada de Marcelino, quien logró la temporada anterior una regularidad necesaria, acompañada de una interesante inversión en músculo y talento joven para conformar un poderoso bloque, capaz de aguantar el primer tramo liguero en cabeza con el FC Barcelona, pero que terminó por perder fuelle por falta de efectivos que en este caso sí parecen existir.

Así, el técnico asturiano tendrá caras nuevas para fortalecer el mediocampo como el danés Daniel Wass, que en el Celta demostró su valía y polivalencia, y la compra finalmente del francés Kondogbia, aunque es arriba donde más se ha reforzado con la llegada de tres atacantes de nivel como el belga Batshuayi, el francés Gameiro y el ruso Chéryshev, que se unen a Rodrigo, Zaza y Santi Mina.

Atrás, Piccini y Diakhaby son los refuerzos para mantener la habitual solidez defensiva de los equipos de Marcelino. La ‘guinda’ del pastel sería la de quedarse por fin al portugués Gonzalo Guedes, una de las claves del año pasado y al que el PSG parece que podría por fin dejar volver a la capital del Turia y ayudar a los ‘che’ a compaginar Liga y ‘Champions’.

En esa lucha por Europa, un equipo habitual siempre es el Sevilla, que incluso la temporada anterior, con dos destituciones en el banquillo y con un nivel decepcionante durante varios tramos de la temporada, consiguió clasificarse para una Liga Europa en la que han conseguido tantos éxitos todos estos años.

El ex del Girona Pablo Machín, que convirtió al conjunto catalán en una de las revelaciones del año pasado con su defensa de tres, liderará el enésimo nuevo proyecto de Nervión en busca de una cuarta plaza siempre cara y para la que, como es habitual en los últimos años, se ha reforzado ampliamente con muchas llegadas.

Aleix Vidal, Sergi Gómez, el portero Vacliko el delantero portugués André Silva son algunas de las caras nuevas para recuperar la pujanza pedida el año pasado en un equipo que también ha perdido algunas piezas importantes como los franceses Lenglet y Nzonzi. Llegará al inicio liguero muy rodado tras las previas de la Liga Europa y la derrota en la Supercopa de España ante el Barça, donde dejó mejor imagen que la pasada campaña.

Por su parte, el Villarreal tendrá una nueva oportunidad en la Liga Europa tras una temporada que comenzó con dudas, provocando la destitución del técnico Fran Escribá, y un rendimiento que mejoró con el exjugador Javi Calleja pese a caer a las primeras de cambio, en dieciseisavos de final, en competición europea frente al Olympique de Lyon(3-1 y 0-1).

Para esta nueva edición, el ‘Submarino Amarillo’ aspira a dar un salto cualitativo, con importantes incorporaciones en las tres líneas, como Funes Mori y Layún en defensa, el joven Santiago Cáseres para suplir a Rodri en el pivote defensivo, y Gerard Moreno y Toko Ekambi que se disputarán el puesto en el once con Enes Ünal. Aunque, sin duda, la gran novedad de este nuevo Villarreal será Santi Cazorla, que vuelve a La Liga y que, si recupera su mejor versión, puede ser una gran baza para el equipo castellonense.

El Betis se refuerza

Además, tampoco habrá que perder de vista a un Real Betis que confía en seguir en esa lucha por Europa en una campaña donde tendrá que lidiar con jugar también en la Liga Europa tras su merecida clasificación la temporada anterior. Ese es el objetivo real del conjunto verdiblanco, avalado por una primera gran temporada de Quique Setién y la gran gestión realizada durante el presente mercado de fichajes.

A su llegada a Sevilla, el técnico cántabro encontró muy pronto la tecla para divertir con su juego de toque y, además, acumular una buena racha de resultados que le auparon hasta la quinta plaza, por delante además de su eterno rival en la ciudad.

Para el gran reto que se les presenta, el conjunto bético ha realizado una envidiable gestión en cuanto a fichajes, firmando hasta 4 futbolistas de alto nivel a coste cero como Sergio Canales, Takashi Inui, Pau López y Joel Robles, estos dos últimos como relevos de garantías en la portería tras la salida de Adán al Atlético. Además, el fichaje de Willian Carvalho por 20 millones de euros, que aporta consistencia y físico en la sala de máquinas.

Celta, Athletic y Real también aspiran a Europa

La temporada 2017-18 vivió tres grandes decepciones en los proyectos de la Real Sociedad, Celta y Athletic Club, con los tres equipos lejos de los puestos europeos y con sus tres entrenadores fuera de sus banquillos para esta nueva campaña. En sus nuevos proyectos, el objetivo es claro: deben volver a la lucha y a las posiciones a las que acostumbraban en temporadas anteriores.

El Celta hizo una apuesta arriesgada entregándole la responsabilidad a Antonio Mohamed, técnico con carácter y muy ambicioso, aunque esta será su primera experiencia en el fútbol europeo. Junto a él, una búsqueda de talento con la llegada del marroquí Sofiane Boufal y el centrocampista de 19 años Fran Beltrán, la gran joya del Rayo Vallecano la temporada anterior.

Por otro lado, la Real Sociedad mantendrá su bloque, pese a las sensibles ausencias de Odriozola, Xabi Prieto o Canales, y con las únicas novedades del mediocentro Mikel Merino por 12 millones y la de Asier Garitano en el banquillo. El extécnico ‘pepinero’ buscará mejorar los registros de Eusebio Sacristán después de dejar huella en el Leganés y un bagaje suficiente en la máxima categoría como para ilusionar a los aficionados ‘txuri-urdin’.

Finalmente, el Athletic incorporó a Eduardo Berizzo, que regresa a la Liga Santander tras un período turbulento en el Sevilla, con el propósito de recuperar el lugar que históricamente le ha pertenecido en esta Liga. No será por falta de plantilla, ya que el equipo vasco se ha reforzado bien con futbolistas de nivel como Dani García y tres futbolistas de banda como Ander Capa, Cristian Ganea y Yuri Berchiche con los que el ‘Toto’ espera devolver la ilusión a la afición de San Mamés.

La lucha por evitar el descenso

Tras la tranquilidad que se vivió por el fondo de la clasificación el año pasado en LaLiga Santander con los prematuros descuelgues de Deportivo de la Coruña, Málaga y Las Palmas, se espera que este año la batalla por lograr la permanencia sea más dura y agónica para, más o menos, la mitad de los equipos.

Los tres recién ascendidos, por lógica deportiva y económica, deberían estar en esta pugna por evitar volver a Segunda División. El Rayo Vallecano, campeón de LaLiga 1/2/3 el año pasado y dirigidos por Míchel, vuelven a Primera tras solo dos temporadas en el ‘infierno’ y dispuestos a mantenerse.

Los fichajes de los extremos Kakuta y Advíncula o la llegada de José Ángel Pozo alivian la dolorosa e inesperada marcha del centrocampista canterano Fran Beltrán al Celta o la del goleador Raúl de Tomás, de vuelta, de momento, al Real Madrid, una ausencia esta obligada a solucionar para tener el tan necesario gol.

Otro ilustre que vuelve es el Real Valladolid. El conjunto pucelano vivió un final de temporada tan sorprendente como positivo. Dirigidos por Sergio González desde abril, se consiguieron clasificar para el ‘play-off’ tras acabar quintos. Eliminaron a Sporting y Numancia para confirmar su regreso a la élite cuatro años después, pero ahora tendrán que reponerse principalmente a la marcha al Getafe de su ‘pichichi’ y máximo goleador de la División de Plata, Jaime Mata.

Quien debutará este año en Primera División será el Huesca, siguiendo la estela de Eibar, Leganés o Girona. El ascenso solo pareció peligrar al final de la campaña tras haber liderado durante gran parte del campeonato. La marcha del arquitecto Rubi ha sido solventada con un inexperto en los banquillos de Primera como es el exportero argentino Leo Franco. Los fichajes para no ser un espectador de lujo han sido de renombre: Pablo Insua (Schalke), Rubén Semedo (Villarreal), Axel Werner (Atlético), Samuele Longo (Inter) o Luisinho (Deportivo) entre ellos.

Con más opciones que estos tres, por simple conocimiento y experiencia de lo que es jugar en Primera, parten otros siete equipos. Algunos vienen de hacer un gran año pasado como el Getafe, el Eibar o el Girona y otros de tener un rendimiento más irregular como Alavés, Leganés, Levante o Espanyol. Cuando todo comience, eso sí, poco importará el pasado.

Por como desarrolló la temporada, quizás el Getafe es el menos indicado para estar en esta lista tras un retorno sólido donde quedó octavo a cinco puntos del sexto. Además, la continuidad de José Bordalás, más la llegada de goleadores como Mata y Sergi Guardiola suponen un extra para un equipo que defensivamente fue muy fiable, pero que le faltó gol el año de su regreso. Maksimovic, David Soria o Alejo llevan la ilusión azulona a tiempos pretéritos en los que paseaban por Europa.

Tampoco sería justo no hacer una mención especial al Eibar de José Luis Mendilibar. Aunque hayan perdido a varias piezas importantes como Inui (Betis) o Capa y Dani García (Athletic), el conjunto armero ha pescado en el filial del Barça (Cardona y José Antonio Martínez) y se ha llevado al ancla del Sporting Sergio Álvarez. La estabilidad fuera de casa les servirá para saber si apuntan a Europa o se quedan con el -gran- objetivo de la permanencia.

Por solera y tradición, el equipo más fuerte de todos es el RCD Espanyol. Empiezan nuevo proyecto de la mano del obrador del milagro del Huesca y con Joan Francesc Rubi, el conjunto periquito seguirá la senda de un juego vistoso. La baja de Gerard Moreno (Villarreal) la han solventado con Borja Iglesias, autor de 22 tantos el año pasado con el Real Zaragoza, pero debe por fin confirmar, después de varios fracasos, que esta sea la etapa donde el grupo chino Rastar empiece a conseguir los objetivos marcados cuando apostaron por el club barcelonés.

En esta pugna también estarán dos clubes que cambiaron de técnico durante la pasada temporada y que, a partir de ellos, el equipo terminó por obtener los resultados deseados. Al Alavés aterrizó Abelardo en diciembre, en posiciones de descenso, para finalizar más cerca de Europa que del descenso. En marzo fue Paco López quien se hizo con el Levante y alejó el peligro en las pocas jornadas en las que se hizo cargo, incluso rompiendo la condición de invictos del Barcelona de Valverde.

Ahora, ambos técnicos habrán tenido una pretemporada entera para cohesionar al grupo y elegir los refuerzos que más se ajustan a su idea.

En los babazorros, el mercado ha dejado las salidas de Munir y Pedraza, entre otras, y las altas de Borja Bastón o el exótico Twumasi (Astana). Paco López volverá a contar con prácticamente el bloque con el que salvó con holgura a los grandotas el año pasado y donde se mantienen el ‘Comandante’ Morales, el macedonio Bardhi o el delantero Roger, ausente casi toda la última campaña por una lesión de rodilla.

Por último, dos entrenadores que han cambiado de entrenadores, cuyas figuras trascendían la parcela técnica. Asier Garitano (Real Sociedad) y Pablo Machín (Sevilla) ya no estarán en los banquillos de Leganés y Girona y esto, inevitablemente, cierra la etapa más gloriosa de ambos clubes.

La incógnita ahora es testar que pueden conseguir Mauricio Pellegrino, que ya demostró su trabajo en el Alavés al que llevó incluso a la final de la Copa del Rey, al frente de un ‘Lega’ que ha salvado con nota sus dos primeros años en la élite y que quiere aprovechar esa experiencia para evitar apuros después de una brillante primera vuelta firmada el año pasado y que no tuvo continuidad en la segunda, y un Eusebio Sacristán, que tras dejar la Real Sociedad tendrá que hacer olvidar en Montilivi a un técnico que llevó al equipo catalán al ascenso y a soñar incluso con Europa gracias en buena parte a los goles de Stuani y Portu.