¿Qué es el renting de coches? ¿Qué diferencia presenta frente a la compra del coche?

Renting de coches

Renting de coches

Es muy claro lo difícil que puede ser comprar un coche nuevo, km0, seminuevo e incluso hasta los coches de segunda mano pueden tener un alto coste. Por ello, tanto empresas como autónomos y particulares deciden utilizar una modalidad bastante interesante y que ha tomado mucha relevancia en los últimos años: el renting de coches.

¿Qué es el renting de coches?

El renting de coches es, como su nombre lo indica, el alquiler de un coche durante un tiempo determinado para uso personal o comercial. Usualmente el tiempo de alquiler de un coche por contrato ronda los 15 a 60 meses, siendo 4 años (48 meses) la duración más común en estos  contratos.

Una de las características principales del renting es que, como cualquier alquiler, el pago se realiza de forma mensual, esto quiere decir que podremos tener un coche nuevo o casi nuevo sin la necesidad de pagar grandes cantidades en las primeras cuotas.

Ventajas del renting de coches

El renting de coches suele ser utilizado solamente por empresas o autónomos, a pesar de ello, los problemas económicos y las dificultades de comprar coches nuevos han hecho que también sea una modalidad bastante ventajosa para particulares. Algunas de las grandes ventajas del renting pueden ser las mencionadas a continuación.

El pago mensual incluye todo

Mensualmente pagaremos una cuota que incluye dentro del precio un seguro a todo riesgo. La ventaja de esto es que no tendremos gastos extras y que además, la empresa que se encarga del renting es quien lleva a cabo el proceso de contratación del seguro, pagos, reclamos, entre otras cosas.

Aquí también se incluyen los gastos por mantenimiento y fallas (cambio de neumáticos, reparaciones del coche, entre otras cosas). Además, si la reparación tarda menos que algunas horas, la empresa nos otorga un coche de sustitución mientras el nuestro se encuentre en el taller.

Manejar siempre los últimos modelos

Como los contratos tienen una duración de entre 15 y 60 meses (normalmente) esto significa que luego un poco más de un año o 5 años, podremos cambiar el coche y hacer contrato para uno completamente nuevo. Así nos mantendremos siempre conduciendo los últimos modelos.

Se puede ahorrar también en combustible

La gran mayoría de las empresas de renting cuentan con relaciones laborales con las gasolineras para que ofrezcan precios especiales a sus coches de alquiler.

Desventajas del renting de coches

Como todo, el renting de coches también tiene algunas desventajas de las que debemos saber antes de contratar el servicio.

La rescisión del contrato es cara

Si queremos rescindir el contrato antes de su terminación debemos pagar una indemnización que puede ser bastante alta.

Otras penalizaciones

Además de tener que pagar altas penalizaciones por terminar el contrato antes de lo firmado, pueden pagarse penalizaciones si nos pasamos del kilometraje acordado en un inicio. Estas penalizaciones pueden ser bastante altas.

El kilometraje anual suele rondar entre los 15.000 y 20.000 kilómetros, una cantidad un poco baja para particulares.

El renting puede ser altamente ventajoso por evitarnos muchos gastos y muchas molestias, como pueden ver, sus desventajas solo consisten en cumplir las condiciones del contrato, algo que no debería algo extraño para nosotros ya que al firmar el contrato aceptamos tales condiciones.

Post contratado