CCOO alerta de la pérdida de empleos en Correos y anuncia movilizaciones

En Ciudad Real podría suponer la supresión de 120 puestos de trabajo y que las zonas rurales se queden sin servicio 

J. Y. / Ciudad Real

Almodóvar del Campo, Calzada de Calatrava, Santa Cruz de los Cáñamos, Ballesteros de Calatrava, Agudo y un largo listado de pueblos de la provincia podrían quedarse sin servicio postal por el deterioro que, según CCOO, sufre Correos por “la apatía del Gobierno y el acoso de las mulitinacionales de logística y paquetería”.

Eduardo Martínez, secretario provincial de Correos en CCOO, alertó de la precariedad del servicio y de una reducción de plantilla de 20.000 trabajadores en toda España, 120 de ellos en Ciudad Real, lo que supondría el 30% de los 450 empleados en la provincia.

Martínez denunció que “la indiferencia” de Hacienda, Fomento y la SEPI hacia la empresa pública “está provocando el ajuste más severo de la historia”, tras la supresión en los últimos tres años de 8.000 puestos de trabajo, 35 en Ciudad Real, que a medio plazo “si se continua sin adoptar medidas podría suponer la pérdida de 20.000 empleados, un 30% menos, y “dejar a 60.000 familias sin sustento, 360 en la provincia”.

Con este escenario y con el convenio bloqueado desde hace seis meses, CCOO iniciará a partir del otoño un conflicto laboral y social con movilizaciones que se prolongarían a lo largo de 2015 con manifestaciones, encierros y huelgas.

Según explicó, Ciudad Real sufriría un recorte en sus 32 oficinas técnicas y 73 puntos de atención, lo que supondría que las zonas rurales, “las menos rentables”, no tendrán cinco días de reparto como ya está ocurriendo” y se producirá “una brecha entre ciudadanos de primera y de segunda”, sostuvo.

De hecho además de los 35 puestos amortizados, se ha reducido la contratación al 50%, y se ha aumentado el número de kilómetros que los carteros tiene que cubrir diariamente, con un déficit en el servicio que afecta principalmente a los pueblos pequeños.

Al parecer, las multinacionales de logística y paquetería (como DHL,TDT y Mediapost, entre otras) y los fondos ‘buitres’ de inversión han iniciado una campaña orquestada y organizada para “dar un pelotazo económico que les reporte pingües beneficios a costa de hundir Correos”, lo que provocará “dinamitar un servicio público postal de los mejor valorados y provocar la quiebra del operador público”.

Como consecuencia, la empresa, según el portavoz sindical, “está sufriendo el mayor ajuste de su historia con al amortización de 8.000 puestos desde 2011, un recorte de contratación sin precedentes y que están perjudicando a miles de ciudadanos que no pueden recibir su correspondencia en tiempo y forma”.

El portavoz de CCOO, que estuvo acompañado del secretario provincial de la FSC, Alfonso Tercero, exigió la Gobierno y a la Sociedad de Participaciones Industriales (SEPI) que “dé herramientas a Correos para competir en un mercado abierto, en igualdad de condiciones con el resto de operadores postales europeos”, como ha ocurrido con ‘Le Poste’ en Francia, al que le han inyectado 1.500 millones de euros.

En concreto, el sindicato piden medidas para mantener y asegurar la aportación del Estado para prestar el servicio público en zonas rurales, y hacer del ente un operador fuerte en paquetería con el fin de generar ingresos alternativos a la carta.