La provincia bajará en 43.446 residentes hasta 2033 tras perder 58.529 nacionales y sumar 15.084 extranjeros

Julia Yébenes Ciudad Real
La provincia sigue perdiendo población / Elena Rosa

La provincia sigue perdiendo población / Elena Rosa

La sangría se dará, según los datos de proyecciones de población difundidas este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE), entre la ciudadanía española de Ciudad Real que, en números absolutos, perderá 58.529 empadronados, frente al importante crecimiento del 45% de los extranjeros, que sumarán 15.084 personas. Caerá la cifra de nacimientos y también la de defunciones

Es imparable. La demografía en la provincia de Ciudad Real sigue en caída libre y en los próximos quince años perderá 43.446 habitantes, un 8,7 por ciento menos, hasta quedarse en 2033 con una población muy por debajo del medio millón de habitantes.

En concreto, alcanzará los 455.282 residentes totales -407.432 españoles y 47.850 extranjeros-, respecto a los 498.728 -465.961 nacionales y 32.766 foráneos-, a fecha del pasado 1 de enero.

La sangría se dará, según los datos de proyecciones de población difundidas este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE), entre la ciudadanía española de Ciudad Real que, en números absolutos, perderá 58.529 empadronados, tras caer un 12%, frente al importante crecimiento del 45% de los extranjeros, que sumarán 15.084 personas.

La demografía provincial decreció a lo largo de 2017 un 1,06% año dentro de la tendencia a la baja iniciada en 2013, desde que el censo más voluminoso del siglo XXI en la provincia (2012) contabilizara 526.281 residentes. A partir de ese año la población fue descendiendo cada año en ratios de 4.000 personas, y desde este 2018, según el INE, los descensos se cifrarán en bajas anuales de más de 3.000.

Muy lejos queda el 1 de enero de 2006 cuando Ciudad Real superó el medio millón de habitantes, al alcanzar 500.916 residentes, una cifra que en esos años de bonanza empezó a subir como la espuma hasta 2013 cuando se hicieron notar los efectos de la crisis económica.

Menos nacimientos

Los datos publicados por el INE este miércoles constatan la reducción sostenida en los últimos cinco años en el número de nacimientos en la provincia, previstos para el presente año en 4.012 -2.144 varones y 1.868 mujeres-, frente a los 3.281 alumbramientos que registrará el año 2033.

La tasa bruta de natalidad por año caerá en siete décimas entre 2018 (7,8 por 1.000 habitantes) y 2032 (7,1), mientras que la edad media a la maternidad por año es de 31,8 años, practicamente igual al promedio actual, situado en 31,7 años.

En el otro extremo de la población, es decir, las personas con más años asumirán un crecimiento del 125% los de 98 años (306), la cifra de las personas con 99 años crecerá más de un 300% (244), mientras que el número de personas que superará la centuria subirá hasta un 400% (461)

Defunciones

Frente a estas estimaciones, el volumen de defunciones descenderá cerca de un 5%, de las 5.270 contabilizadas para este 2018 a las 5.062 que se registrarán dentro de quince años en el territorio ciudarrealeño.

También caerá la cifra de inmigraciones procedentes del extranjero en 592 personas hasta las 2.189 en el año 2032, frente al número de emigraciones con destino al extranjero que será de 1.877.

Las inmigraciones procedentes del resto de España serán dentro de 14 años 5.062 personas, frente a las emigraciones con destino al resto de España, que alcanzarán las 6.318 en el tercer año de la década de los 30.