CSIF denuncia que la Diputación ya ha pagado 1,1 millones de euros a los 28 bomberos del SCIS despedidos y se arriesga a perder 4 millones mas

El parque de bomberos del SCIS en una imagen de archivo

El parque de bomberos del SCIS en una imagen de archivo

El sindicato recuerda que la OEP está recurrida en el Tribunal Superior de Castilla-La Mancha y en el Tribunal Supremo. Los despedidos han recibido reparaciones económicas con una media de 41.000 euros por trabajador

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia que la gestión de la Diputación Provincial de Ciudad Real, del que depende el Servicio contra Incendios y Salvamento (SCIS), ha supuesto el desembolso de 1.1 millones de euros en concepto de indemnizaciones y liquidaciones a los 28 bomberos despedidos al verse afectados por Oferta de Empleo Público (OEP) de 2015, ha informado CSIF en un comunicado.

CSIF informa de que los 28 bomberos despedidos por dicha Oferta de Empleo Público, algunos de ellos con más de 20 años de servicio, han recibido reparaciones económicas con una media de 41.000 euros por trabajador, a los que se suman los 9 bomberos que ejercían sus funciones de forma interina y que no han podido acogerse al pago de indemnizaciones.

CSIF recuerda que la Oferta de Empleo Público de 2015 continúa recurrida judicialmente, a la espera de respuesta del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha y del Tribunal Supremo.

Importante desembolso

El sindicato no entiende el proceder de la Diputación Provincial, que podría haber optado por una regularización de empleo, o en su defecto convocar una OEP con fase de concurso para reconocer la experiencia de los aspirantes, situaciones ambas que habrían evitado este importante desembolso para las arcas públicas.

Es más, el coste para la Diputación ascendería a más de 4 millones de euros, según estimaciones de CSIF, en caso de declaración de improcedencia de la extinción de los 37 contratos laborales indefinidos, lo que conllevaría además la nueva contratación de los mismos al declararse la nulidad de los despidos.