“Los nuevos Presupuestos van a recuperar la dignidad ciudadana de antes de 2011”

Fausto Marín, diputado regional socialista / J. Jurado

Fausto Marín, diputado regional socialista / J. Jurado

El diputado regional Fausto Marín destacó que los PGE apuestan en Educación por la universalidad, la inclusión y la equidad

“Los nuevos Presupuestos Generales del Estado van a recuperar la dignidad ciudadana de antes de 2011 que se llevó la crisis y las políticas infames del PP”. Así de contundente se ha mostrado esta mañana el diputado regional Fausto Marín quien añadió que son unas cuentas “socialdemócratas” que pretenden recuperar unos servicios básicos y un estado del bienestar que nunca se debería haber perdido.

El diputado regional se centró en su intervención en el apartado de Educación de los Presupuestos, subrayando que se centra en tres pilares: universalidad, inclusión y equidad. En este sentido informó de la atención educativa de los niños de 0 a 3 años, que hasta ahora era una atención de carácter asistencial. De esta medida podrían beneficiarse 5.573 niños de la provincia.

Destacó también Marín la apuesta por la inclusión, la eliminación de la discriminación por el origen familiar y social. “Debemos recuperar los derechos educativos y lo primero que hay que hacer es derogar el RD 14/2012, que aumentó la ratio de alumnos, incrementó las horas lectivas de los profesores y establecía la cobertura del docente a partir del décimo día”.

Igualmente, el diputado regional ha subrayado el trabajo por una educación equitativa, en la que las becas no deben ser un premio, sino un mecanismo para la incorporación de los niños a los estudios y su continuidad en el sistema.

En esta línea se apuesta por reducir las tasas universitarias y por destinar 536 millones para unas becas que en la anterior legislatura se redujeron en un 30% y propició el abandono de los estudios de numerosos estudiantes.

Del mismo modo destacó Marín la apuesta del Estado por las ayudas para material curricular y para el comedor, como en la actualidad concede el Gobierno de Castilla-La Mancha, con una partida de 50 millones.