Nueva demostración de fuerza del movimiento feminista en Ciudad Real

Belén Rodríguez Ciudad Real
Cartulinas negras en la concentración de Ciudad Real para exigir presupuesto para combatir la violencia de género / Clara Manzano

Cartulinas negras en la concentración de Ciudad Real para exigir presupuesto para combatir la violencia de género / Clara Manzano

La Asamblea de Feminismos exige el dinero prometido en el Pacto de Estado para luchar contra la Violencia de Género en una de las setenta manifestaciones convocadas hoy en España. Los Presupuestos Generales del Estado sólo incluyen 60 millones en vez de los 200 prometidos en septiembre

El movimiento feminista ha vuelto a movilizar a decenas de personas este miércoles en Ciudad Real para exigir al Gobierno que destine los 200 millones de euros que prometió en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género firmado en septiembre. “Nos parece una nueva tomadura de pelo”, explica una de las portavoces de la Asamblea Feminismos Ciudad Real, el colectivo que ha respondido a la #AlertaFeminista16M.

Convocada en setenta ciudades de España (en Ciudad Real ha habido protestas también en Manzanares y estaban previstas en Alcázar y Tomelloso), el movimiento feminista ha exigido “compromiso político y seriedad en el tratamiento de la violencia machista. Nos toman el pelo con sus pactos, nos roban al no aplicar presupuesto y mientras nos siguen asesinando y violando”, argumentan.

Concentración ante la Subdelegación del Gobierno / Clara Manzano

Concentración ante la Subdelegación del Gobierno / Clara Manzano

Las convocantes han exhibido pancartas con cartulinas negras en la concentración de la apital ante la Subdelegación del Gobierno y se han quejado de que de un plumazo los 200 millones prometidos para medidas (80 a nivel estatal, 100 a repartir entre las comunidades autónomas y el resto entre los ayuntamientos) se queden en 60.

“Nos engañan vilmente”

“Nos engañan vilmente mientras que el presupuesto de Defensa y Casa Real aumenta un 2% resulta que no hay fondos suficientes para evitar que sigan siendo asesinadas mujeres, 900 en quince años”.

Las manifestantes también se han quejado de que los políticos se pusieran el lazo morado ante las espectaculares movilizaciones del 8 de Marzo e España, “pero parece que ya se les olvidado, no lo vamos a permitir”.