Ramón Aguirre presenta este viernes en Ciudad Real su último libro de poesía “Reversible”

Ramón Aguirre presenta este viernes en Ciudad Real su último libro de poesía

Ramón Aguirre presenta este viernes en Ciudad Real su último libro de poesía "Reversible" /Lanza

Según explica el autor, "Reversible" es un proyecto especial desde el inicio, una novedad en el mundo de la poesía, ya que aúna en un solo volumen dos poemarios, como su título genérico indica, en un formato reversible, que se puede leer de forma indistinta y contraria en cada una de sus dos partes o poemarios

Ramón Aguirre presentará este viernes en Ciudad Real, a las 20,00 horas en la Librería Café Madriguera, su último libro de poesía “Reversible”.

Según explica el autor, “Reversible” es un proyecto especial desde el inicio, una novedad en el mundo de la poesía, ya que aúna en un solo volumen dos poemarios, como su título genérico indica, en un formato reversible, que se puede leer de forma indistinta y contraria en cada una de sus dos partes o poemarios.

Maldita utopía

Lo conforman por un lado Maldita utopía que nace del deseo insoslayable por intentar vencer todas las utopías malsanas que nos invaden sin remisión y, a Ramón Aguirre en particular. En la parte opuesta se encuentra El futuro en tu mirada que muestra una mirada hacia el futuro desde lo más insondable de nuestras almas latentes, tanto la del autor como la de cada lector, que en muchas ocasiones también se sentirá identificado con los versos de esta obra.

El lado de Maldita utopía está prologado por el poeta Luis García Pérez y el lado opuesto por el escritor, también de Puertollano, Eduardo Egido Sánchez.

La presentación del libro será a las 20,00 horas en La Madriguera /Lanza

La presentación del libro será a las 20,00 horas en La Madriguera /Lanza

Leit motif

García Pérez afirma sobre la obra: “no creo equivocarme si digo que el leit motif de este último trabajo de Ramón, entre otros, es ese límite que el Destino viene a poner no sólo en la voz de los poetas, sino también en otros ámbitos, para limitar nuestros poderes que se convierten tantas veces en meras utopías inalcanzables. De ahí que el poeta no tenga inconveniente alguno en maldecirla ya desde el mismo título. Y sucede lo mismo en la gran mayoría de los poemas, con esa lucha constante por salir airoso de las premisas y planteamientos que el poeta se hace”.

Del mismo modo Egido concluye: “Las cuestiones formales de este último libro corroboran los rasgos de los anteriores, con un rico vocabulario que da lugar a un lenguaje expresado con propiedad. Abundan los recursos estilísticos, que, a veces, mantienen su interpretación en un terreno de aguas movedizas. En cambio, otras veces, los versos fluyen con facilidad y transmiten directamente el mensaje, sin ambages”.