El Ayuntamiento de Daimiel continúa con las obras de accesibilidad en el municipio

Lanza Daimiel

A las actuaciones en los pasos de cebra de calles como Jesús y Arcipreste Julio Mata y el acerado de Pacífico y Paseo del Río, se une la instalación de cuatro nuevas plazas de aparcamiento para discapacitados. Entre los planes de futuro está la construcción de una rampa de acceso al escenario del Teatro Ayala.

El Ayuntamiento de Daimiel continúa con las obras de accesibilidad en su ánimo de eliminar barreras arquitectónicas en el municipio. El concejal de Obras, Jesús Villar, ha explicado que actualmente se está llevando a cabo trabajos de rebaje en las aceras de algunos pasos de cebra de las calles Jesús y Arcipreste Julio Mata, al igual que se ha venido haciendo en la calle Pacífico, donde, además, se ha ensanchado el acerado de uno de sus tramos hasta el metro y medio normativo.

Del mismo modo, se ha actuado sobre la acera del Paseo del Río. Así mismo, Villar recordó que se han construido cuatro nuevas plazas de aparcamiento para discapacitados, dos frente al auditorio y otros dos entre el Estadio Municipal y la Piscina Cubierta.

Por otro lado, el concejal explicó que se han solucionado algunos problemas con alcorques de árboles en distintos puntos del municipio, “que habían sido deformados por las raíces y dificultaban el paso de transeúntes”.

Proyectos futuros

Entre los planes de futuro de la concejalía, Villar anunció que se está trabajando en el proyecto para la futura construcción de una rampa de acceso al escenario del teatro Ayala en uno de sus laterales, y de una escalera metálica en el otro, que sustituya a la de madera portátil que se utiliza actualmente.

Está previsto asimismo acometer la conexión del acerado de la parte final de la calle Madara, y el solado de los accesos al parque de Villanueva de los Infantes, así como la instalación en parques infantiles de juegos para personas con capacidades diferentes.

Alcantarillado

Villar informó en Radio Daimiel de la instalación de clapetas en los rejillos de la calle Madara para evitar la salida de malos olores. Con el mismo objetivo se han construido sifones en la Plaza de Almagro, cuyo alcantarillado carecía de ellos. Se responde así, indicó, a una de las demandas recurrentes de los vecinos de ambas zonas.