Detectan la primera camada salvaje de lince ibérico nacida este año en Castilla-La Mancha

Aníbal B. C. Ciudad Real
Mesta con uno de los cachorros / WWF-Life Iberlince

Mesta con uno de los cachorros / WWF-Life Iberlince

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Medio Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha dado a conocer hoy que los técnicos del programa Life+Iberlince han detectado a la primera camada nacida en estado salvaje en el área de reintroducción de Sierra Morena Oriental en 2018.

A través de su perfil en la red social Twitter, Martínez Arroyo ha informado de este primer nacimiento de linces ibéricos en la región esta campaña de cría.

En concreto, la hembra Mesta, liberada en 2016 en la provincia de Ciudad Real ha parido tres cachorros.

Mesta, por segundo año consecutivo se ha convertido en madre, después de que el año pasado, también por estas fechas, alumbrara dos cachorros.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural se ha congratulado de haber conocido esta noticia hoy, coincidiendo con la conmemoración del Día de la Tierra.

En los dos últimos años en Castilla-La Mancha han nacido en las dos áreas de reintroducción de la especie, Montes de Toledo y Sierra Morena Oriental, un total de 49 cachorros en estado salvaje.

De ellos 32 han nacido en los Montes de Toledo (18 en 2017 y 14 en 2016) y los otros 17 en Sierra Morena Oriental (12 en 2017 y cinco en 2016).

Hembras asentadas

Ambas zonas han logrado durante el desarrollo del programa Life+Iberlince contar con una destacada presencia de hembras asentadas en el territorio, cinco en Sierra Morena Oriental y siete en los Montes de Toledo.

Cabe recordar que gracias a este proyecto dirigido por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha se han liberado en Castilla-La Mancha un total de 70 linces ibéricos desde 2014.

Fruto de estas liberaciones se ha logrado consolidar dos poblaciones estables de lince ibérico en la región, alcanzándose los objetivos que se había propuesto inicialmente este proyecto de lograr una presencia estable de hembras territoriales.

Estos objetivos se ha conseguido con el respaldo y el apoyo de los propietarios, gestores y arrendatarios de los terrenos públicos y privados.

Los socios que han participado activamente en el desarrollado del proyecto en Castilla-La Mancha han sido la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, WWF, Aproca y la empresa Fomecam.