El Consistorio ciudarrealeño compra al Obispado los terrenos para iniciar la segunda ronda

J. Y.
Ciudad Real

El Ayuntamiento de Ciudad Real acaba de poner las bases para impulsar un viejo e incumplido proyecto de comunicación, muy necesario para la ciudad, como es la segunda ronda.

Así lo anunció este viernes la alcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero, al explicar que hace pocos días el Consistorio cerró  una negociación con el Obispado para adquirir por 285.000 euros una finca de 6.200 metros cuadrados que acogerá el tramo norte correspondiente a la primera fase del proyecto.

En concreto, los terrenos están situados entre la Rotonda de Ante Rocín y la Avenida de Los Descubrimientos, un punto que se convertirá en el sistema general de la segunda ronda y que servirá para descongestionar el tráfico de la Carretera de Toledo.

Según Romero, la compra se  pagará en tres anualidades, la primera este año con el 20% (57.000 euros) del total, el 40% en 2016 y el otro 40% en el 2017.

“Una vez adquirido este terreno, indicó la primera edil, la próxima semana firmaremos un protocolo con la Consejería de Fomento, pues  del Gobierno de Castilla-La Mancha será el encargado de financiar y ejecutar este tramo”.

“Es un tema muy importante para la ciudad ya resuelto con todo lo necesario, que no tiene vuelta atrás y que será licitado tras las elecciones”, sostuvo Romero en el transcurso de la visita que hizo a las obras del Centro Cívico del Barrio de Los Rosales, un inmueble que estará terminado antes del verano.

Precisamente, su presencia en esta barriada dio pie a la alcaldesa capitalina para presentar un balance de la inversión de 12 millones realizada por el Ayuntamiento en esta legislatura en diferentes actuaciones en todos los puntos de la ciudad.

Compromiso cumplido

Sobre el centro cívico de Los Rosales, Romero destacó “es un compromiso electoral cumplido y será un punto de encuentro para los vecinos, quienes lo habían venido solicitado a lo largo de los años pero que tuvimos que retrasar por las circunstancias económicas”.

Con una inversión de  219.000 euros, el edificio reunirá dotaciones como despachos, salas de usos múltiples, almacenes y dependencias para diferentes servicios.

“El estado de las obras tiene un buen estado y quedan dos meses para terminar, por lo que queda poco para que abra sus puertas y se puedan desarrollar  actividades en colaboración con la Asociación de Vecinos”, explicó la primera edil.

Este y otros proyectos en marcha en otros barrios ciudarrealeños “responden a la manera de gobernar del Equipo de Gobierno municipal, escuchando a los vecinos y realizando actuaciones para mejorar la ciudad”, agregó

En concreto, en los últimos cuatro años, el Ayuntamiento ha invertido en obras 12 millones de euros “repartidos por igual” en todos los barrios de la ciudad, con proyectos “en materia de accesibilidad, para dar protagonismo al peatón y con el claro compromiso con la sostenibilidad”, sostuvo Romero.

En su mayoría, indicó, se han ejecutado obras para la eliminación de barreras arquitectónicas, y la mejora de acerados, pavimentaciones y alumbrado público, en base a criterios de eficiencia energética y con el máximo respeto al medio ambiente.

La primera edil repasó las obras realizadas en las barriadas de Pío XII, La Granja y Larache, así como las que están actualmente en ejecución como el itinerario accesible del Camino Viejo de Alarcos, la adecuación del solar de Padre Ayala como aparcamiento disuasorio para descongestionar el tráfico, que terminará en mayo, las obras de accesibilidad y eliminación de barreras en el tramo urbano de la Carretera de Porzuna, y el arreglo de alcorques.

En el futuro próximo, el Ayuntamiento pavimentará un total de 19 calles que suponen 56.100 metros cuadrados y 8.556 metros cuadrados de arreglos de caminos de La Poblachuela, además del acondicionamiento del aparcamiento frente al nuevo centro Cívico del Barrio de los Rosales con un presupuesto de 43.000 euros.