El Gobierno regional está «analizando» las posibilidades de flexibilizar las decisiones por la Covid una vez pase el estado de alarma

Fran Solís Ciudad Real
El vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro se dirige a los periodistas en presencia del presidente de la Diputación, José Manuel Caballero / J.Jurado

El vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro se dirige a los periodistas en presencia del presidente de la Diputación, José Manuel Caballero / J.Jurado

El vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha indicado que "lo que queremos es adaptar las decisiones que puedan suponer algún tipo de restricción a la nueva realidad sanitaria que estamos teniendo con todo el avance de la vacunación”

El vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha explicado hoy que desde el Gobierno regional están “analizando” la posibilidad de “flexibilizar las decisiones que se vayan tomando” respecto a las restricciones con motivo de la Covid-19,  “en función de los distintos escenarios que se puedan dar, según se encuentren los municipios en nivel 2, nivel 3 o nivel 3 reforzado”.

En este sentido ha indicado que “lo que queremos es adaptar las decisiones que puedan suponer algún tipo de restricción a la nueva realidad sanitaria que estamos teniendo con todo el avance de la vacunación”.

Por este motivo, el vicepresidente regional ha señalado que durante los próximos días “queremos analizar esas decisiones para que cuando se levante el estado de alarma, y todo apunta a que no va a haber una prórroga del mismo, según las declaraciones del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se puedan adaptar también las decisiones que nosotros estamos tomando desde el punto de vista de tener una mayor flexibilización para compatibilizar de una manera más efectiva la actividad económica con la lucha de la pandemia”.

Por último Martínez Guijarro ha incidido en que, a pesar de la vacunación, “no tenemos que bajar la guardia”, pues “hay que seguir siendo muy estrictos en el cumplimiento de las directrices que nos marcan las autoridades sanitarias. Pero creemos que podremos adaptar y flexibilizar un poco este tipo de medidas”.