El homicidio de Buján en el Carnaval de Herencia lo juzgará un tribunal popular

Amigos de Gonzalo Buján en la manifestación que celebraron en febrero para exigir

Amigos de Gonzalo Buján en la manifestación que celebraron en febrero para exigir "justicia" tras su muerte / A.Rivas

La excarcelación de los dos feriantes que seguían en prisión preventiva tras la pelea coincide con la transformación de las diligencias previas en procedimiento del tribunal del jurado. El caso se instruye como ‘homicidio doloso’ con tres investigados el padre y el hijo de Alcázar y un joven rumano

La muerte del joven Gonzalo Buján de 28 años en una trágica pelea en el Carnaval de Herencia de este año la juzgará un jurado popular en la Audiencia Provincial (el tiempo medio está  en dos años).

La excarcelación de los feriantes J.F.C.F. y su hijo R.C.U., principales investigados por un presunto “homicidio doloso” ha coincidido con la transformación de las diligencias previas en procedimiento del tribunal del jurado, por decisión del juzgado de instrucción 1 de Alcázar que investiga los hechos, han confirmado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.

Han pasado cuatro meses en la cárcel

Padre e hijo han pasado cuatro meses en prisión (desde el 13 de febrero), a la que llegaron tres días después de discutir con el fallecido en el recinto ferial instalado en Herencia por las fiestas de Carnaval, en la que los detenidos tenían una atracción.

En el caso hay un tercer investigado D.C.G., de 27 años, un feriante rumano vecino de atracción, imputado porque el padre y el hijo dicen que fue él el que golpeó a Buján, aunque su participación en la trifulca no está clara. Este joven, de 27 años, quedó en libertad provisional tras pasar dos días detenido.

15.000 euros, una fianza alta por homicidio

Los feriantes alcazareños han salido de la cárcel pero lo han hecho tras pagar una abultada fianza, de las más altas en una imputación por homicidio doloso: 15.000 euros cada uno. Para evitar su huida se les ha retirado el pasaporte y tienen la obligación de comparecer una vez a la semana ante el juzgado que sigue investigando el caso.

¿Cómo murió Buján?: de un golpe

Buján, de complexión atlética, miembro de la peña El Burleta de Campo de Criptana y muy conocido en Herencia, murió de una hemorragia cerebral por un golpe. Los agentes de la Guardia Civil que investigaron los hechos creen que sólo se emplearon los puños contra él, pero  requisaron unas pinzas de coche que podrían haber utilizado los feriantes. La otra testigo importante es la chica por la que supuestamente empezó la riña, también amiga del fallecido.

Una discusión trivial con una amiga Buján

Los dos amigos de Buján, miembro de la peña El Burleta de Campo de Criptana y muy conocido en Herencia, admiten que la bronca empezó porque sobre las diez de la noche del 10 de febrero, a la salida del polideportivo en el que se celebraba el Carnaval, la joven se puso a orinar al lado de una caravana de feriantes. Los moradores, entre ellos el padre y el hijo investigados, la insultaron, Buján salió en su defensa e intercambió unas palabras gruesas con ellos.

Después de eso los chicos decidieron irse y se montaron en un turismo. Pero según han testificado los feriantes no les dejaron y golpearon el vehículo como para impedir que se fueran, Buján se bajó y recibió un golpe tan  rápido y contundente que el otro amigo, que se apeó al momento para intervenir no le dio tiempo a ver:  ya estaba inconsciente en el suelo.

Buján les amenazó con disparar

Pero los acusados y su familia dan otra versión de la riña. Cuenta que fueron Buján y sus amigos los que empezaron la pelea cuando les recriminaron su actitud incívica ante la caravana. Incluso han declarado en estos meses de instrucción que el chaval fallecido les amenazó con darles unos tiros.

Ellos  dicen que terminaron peleándose y que en un determinado momento entra en acción el tercer implicado, el rumano vecino de atracción de los acusados, que le da el golpe al muchacho herenciano.

No están las pruebas de ADN

En estos cuatro meses de instrucción no ha llegado al juzgado ni el informe definitivo de la autopsia (el preliminar dice que Buján murió de una hemorragia cerebral por un golpe) ni el resultado de las pruebas de ADN de las pinzas de coche que podrían haber sido el arma homicida.