La CHG cree que el mejor refuerzo de agua para la Vega del Jabalón es trasvasar desde La Cabezuela

Belén Rodríguez Ciudad Real
El embalse de la Vega del Jabalón, en los primeros días de este verano / A.Henriquez

El embalse de la Vega del Jabalón, en los primeros días de este verano / A.Henriquez

“Estamos en un escenario de alerta pero de momento el abastecimiento está garantizado en la provincia de Ciudad Real este año”, asegura el presidente Samuel Moraleda

La Confederación Hidrográfica del Guadiana mantiene que la mejor solución para reforzar un posible desabastecimiento de agua potable en el Campo de Calatrava es trasvasar desde el embalse de La Cabezuela (entre Valdepeñas y Torre de Juan Abad) al pantano de la Vega del Jabalón (Granátula). “Ambos están conectados y forman parte de la misma unidad territorial de escasez [UTE en la jerga hídrica]”, asegura el presidente Samuel Moraleda.

“Somos conscientes de las pérdidas de reservas en el Jabalón, pero todavía es prematuro hablar de falta de agua. Es verdad que este embalse del Campo de Calatrava tiene un porcentaje muy pequeño de agua embalsada, del 15%, pero son algo más de 5 hectómetros cúbicos, suficientes para asegurar el abastecimiento hasta final de año”, remarca.

Estudiará la propuesta de los pozos

Moraleda entiende la preocupación de los alcaldes de Almagro y Bolaños, las principales poblaciones que se abastecen de esta presa (unos 22.000 habitantes entre las dos) y estudiará la propuesta de los pozos, que no le han hecho aún de forma oficial. “Por el momento no me consta que haya ha habido solicitud de autorización especial”, afirma.

Un posible trasvase en otoño

El presidente de la Confederación del Guadiana comparte con los alcaldes, con los que habló febrero del escenario de alerta por sequía que se está dando, que agosto no es el mejor mes para trasvasar agua, “pero sí septiembre u octubre, como contempla el plan de cuenca, con independencia de la propuesta de los pozos”.

Recurrir al agua subterránea del acuífero del Campo de Calatrava no parece lo más conveniente. Declarado sobreexplotado el año pasado, en este 2019 se ha constituido la comunidad de usuarios de esta nueva masa de agua subterránea en riesgo, similar a Mancha Occidental I y II.

La solución definitiva: Tubería Manchega

Recurrir al Gasset, “cuyos recursos ya están muy comprometidos”, insiste Moraleda. Que llegará agua de este embalse, conectado a su vez con Torre de Abraham, solo será factible para el Campo de Calatrava cuando se ponga en marcha la Tubería a la Llanura Manchega. La obra central que conecta con el Trasvase Tajo-Segura está  hecha, faltan los ramales (solo está construido uno).

“Como no están construidos en febrero hablamos de que una solución para garantizar agua en cantidad y calidad al Campo de Calatrava podría ser o bien conectarla directamente con la Vega del Jabalón o con el Gasset; en este último caso siempre en previsión de que puedan llegar recursos externos de otra cuenca”, indica Moraleda.

Un verano normal en riego y abastecimiento

Pese la situación de alerta y prealerta en la mayoría de las poblaciones por sequía, la CHG mantiene la calma: de momento el abastecimiento humano está garantizado con las reservas actuales en la cuenca alta del río. Tampoco hay restricciones importantes en el regadío este verano, que continúa produciéndose.

En cuanto a la situación de encharcamiento de las Tablas de Daimiel, con 285 hectáreas anegadas el 1 de octubre, de momento nadie ha planteado recurrir a la batería de pozos de emergencia que se habilitaron tras el incendio de turberas de 2009, el verano más crítico del parque en lo que va de siglo XXI.