La Diputación aprueba un presupuesto de 129 millones para generar riqueza, empleo y bienestar en la provincia

Mercedes Camacho Ciudad Real
El Pleno de la Diputación aprueba el presupuesto de 2019 / J. Jurado

El Pleno de la Diputación aprueba el presupuesto de 2019 / J. Jurado

La Diputación de Ciudad Real ha aprobado este miércoles el presupuesto para 2019 de la institución provincial que asciende a 129 millones de euros -21 millones más que el año pasado gracias al remanente de tesorería y un superávit que supera los 76 millones de euros- que se van a destinar a la generación de más empleo, riqueza y bienestar, además de que son los cuartos que se elaboran con deuda 0. El PP, sin embargo, y aunque había anunciado que iban a votar en contra, se ha levantado y se ha marchado del Pleno antes de la votación.

El presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, ha destacado este miércoles que los presupuestos aprobados para 2019 en la institución provincial son buenos, “los que necesita la provincia”, con muchos recursos para la generación de empleo, la promoción económica y Fenavin, las obras en los pueblos y el apoyo a los ayuntamientos, la cultura y deportes, la atención a las personas o las becas de investigación, entre otras muchas actuaciones y además de que tienen deuda cero por cuarto año.

El máximo responsable de la institución provincial ha agregado que “creo honestamente que son unos presupuestos que necesita la provincia y así lo demuestra que las cifras de la ejecución de años anteriores que han posibilitado una evolución positiva de la provincia”, por lo que, ha dicho, el PP conoce sus bondades “y solo les queda el recurso al pataleo y levantarse del pleno como acaban de hacer, a pesar de que nosotros aguantamos que nos llamen tacaños entre otras cosas”.

Además, José Manuel Caballero ha desmentido la crítica del PP de que se haga una política clientelista y le ha recordado que reciben más dinero proporcionalmente que los del PSOE porque desde la institución provincial se apuesta especialmente por los municipios de menor tamaño y ha puesto como ejemplo que el Ayuntamiento de Malagón -que preside el portavoz del PP en la Diputación- ha recibido 800.000 euros, la partida más alta en su historia.

Asimismo, y sobre las acusaciones del PP queriendo hacer responsable a Diputación de la pérdida de habitantes, ha vuelto a poner como ejemplo Malagón ya que, ha señalado, desde que gobierna Adrián Fernández, ha perdido 626 habitantes, superando la media de la provincia; mientras que, en lo referente al desempleo, ha recordado que, desde que Gobierna Emiliano García-Page en Castilla-La Mancha “hemos reducido el desempleo todos los meses y todos los años porque cuando llegó había 70.000 parados y ahora hay 46.000, que son muchos pero 23.000 menos que cuando gobernaba el PP”.

Finalmente, el presidente de la Diputación ha vuelto a lamentar la actitud adoptada por el Grupo Popular en la institución provincial y ha considerado que esta puede ser la tónica general hasta que lleguen las elecciones -después de tres años de consenso y diálogo- después de que la marcha de pleno se haya repetido en algún otro de los últimos plenos.

Las cifras

La vicepresidenta de Economía, Lidia Molina, ha defendido que este presupuesto incluye 51 millones para creación y mantenimiento del empleo; de los que 36,6 se destinan a personal propio y 10,3 al Plan de Empleo Extraordinario en colaboración con la Junta que sumarán casi 25 millones -que en 2018 permitieron la contratación de más de 3.000 personas-: 300.000 euros para la integración laboral de personas con discapacidad en los ayuntamientos de la provincia; y 250.000 euros para el plan de empleo de contratación en asociaciones sociosanitarias -que prevé 120.000 euros-.

Asimismo, ha indicado que, para dinamizar la economía provincial, también se colabora con las organizaciones empresariales para ayudar a las empresas a generar empleo por lo que se destinan 1,8 millones para promocionar empresas y pymes en eventos comerciales; 4 millones de euros para Fenavin -que hace retornar a la provincia 10 veces su inversión- y la organización de actividades a distintas localidades relacionadas con el vino; asimismo, también se destinarán 1,6 millones a la promoción del turismo con Un Paseo Escolar o Un Paseo Real.

Las política sociales también ocupan un lugar importante con medidas entre las que ha citado Lidia Molina 1,2 millones para ayudas de emergencia social; 1 millón para cooperación al desarrollo; 3 a asociaciones culturales, deportivas o sociosanitarias; y 8,8 millones para servicios propios como la Casa de Acogida, servicios sociosanitarios o residencia universitaria.

Un momento del Pleno celebrado este viernes en la Diputación de Ciudad Real / J. Jurado

Un momento del Pleno celebrado este viernes en la Diputación de Ciudad Real / J. Jurado

Y como pilar fundamental se encuentra el apoyo a los ayuntamientos que se resumen en 61,8 millones “para mejorar la vida en los pueblos”, que incluyen 12 millones para obras que los ayuntamientos pueden destinar a lo que consideren más necesario en sus municipios; 6 para actuaciones en carreteras; 4,7 millones para municipios de menos de 5.000 habitantes;

20 millones de euros para adelantar, a coste cero, los fondos a quienes solicitan ayudas europeas y que tienen que adelantar el 80% y no lo reciben en al menos 18 meses; 12 millones para los consorcios del RSU y Emergencia Ciudad Real; o 3 millones para desarrollar actividades deportivas y culturales.

Sin respuesta a la realidad

Unos pilares que el portavoz del PP, Adrián Fernández, ha considerado que no responden a la realidad porque, ha dicho, se trata de un presupuesto “que no ascienden a 129 millones sino a 109 porque 20 millones son préstamo a los ayuntamientos que retornarán” y que calificado estas cuentas provinciales de “tacañas con los Ayuntamientos, unos presupuestos de pintar y colorear, clientelista porque la mayoría de las subvenciones son para consistorios gobernados por el PP y que solo pretenden ser ‘bienqueda’ con el Gobierno en Page y que entren en vigor en enero”.

En el capítulo de personal, el dirigente popular ha preguntado cómo puede ser que sumen 28 millones los gastos de personal de la Diputación y, en cambio, en el presupuesto aparezacan 33,6 millones, por lo que ha pedido que expliquen si esos 5 millones de euros se van a destinar a productividades; ha preguntado por qué no se incluyan modificaciones en la Relación de los Puestos de Trabajo para, por ejemplo, cubrir bajas y jubilaciones; o sobre que haya una partida de 300.000 euros en el presupuesto del SCIS para personal inexistente.

A estas cuestiones ha respondido Molina que la plantilla hay que presupuestarla completa, “estén las plazas cubiertas o no, especialmente teniendo en cuenta que el año que viene hay una Oferta Pública de Empleo de 20 plazas”, y por eso hay 5 millones más que, si no se gastan, se liquidarán; lo mismo ocurre desde el SCIS ya que hay que presupuestar plazas porque aunque estén vacantes no se han amortizado, algo que tendrán que hacer los ayuntamientos de Ciudad Real y Puertollano.

“Buscan excusas para no apoyar un presupuesto que es bueno y que es el que necesita la provincia de Ciudad Real”, ha concluido la vicepresidenta responsable del área de Economía antes de que se votaran unos presupuestos que han contado con el apoyo solo del PSOE porque el PP se ha levantado y se ha marchado.

Enmienda a la totalidad del presupuesto del PP

Por otra parte, en el Pleno –y antes de que los diputados populares lo abandonaran- se ha rechazado la enmienda a la totalidad presentada por el PP y que Adrián Fernández ha justificado en que no dan respuesta a las principales necesidades de la provincia que, ha dicho, pasan por fijar la población, generar empleo y corregir la situación “caótica en nuestras infraestructuras”, al tiempo que ha aclarado que en su propuesta “no se reflejan de qué partidas quitar o poner porque eso lo tiene que hacer el equipo de Gobierno”.

Adrián Fernández ha defendido la enmienda a la totalidad del PP rechazada por el Pleno / J. Jurado

Adrián Fernández ha defendido la enmienda a la totalidad del PP rechazada por el Pleno / J. Jurado

Adrián Fernández ha destacado que solicitan retirar el presupuesto para hacerlo de nuevo con 9 medidas: recuperar plan de empleo propio con un apartado específico para autónomos que generen trabajo y uno para jóvenes; creación de una oficina sobre asesoramiento para optar a subvenciones europeas; programa de dinamización de polígonos industriales; un plan de mejora en la señalización de las carreteras provinciales; un plan de accesibilidad; plan de ayuda a ayuntamientos en materia de ordenamiento urbanístico; que el anticipo de dinero no sea solo para FEDER sino para cualquier ayuntamiento al que le deba dinero la Junta.

A esta propuesta ha contestado Lidia Molina, quien ha explicado que las propuestas del PP son prácticamente las mismas del año pasado además de que “carecen de rigor y concreción” ya que dicen qué quieren que se haga pero no establecen de qué partidas se detraen fondos y a cuáles y en qué cuantía se aplicarían.

Estos han sido los temas principales de un Pleno en el que también se ha dado luz verde a otras cuestiones como la propuesta de períodos de cobro en voluntaria para 2019; la aceptación de la delegación de la gestión tributaria e inspección del impuesto sobre el valor de los terrenos de naturaleza urbana instada por el Ayuntamiento de Herencia; el desarrollo de una partida de subvenciones nominativas; o un expediente de modificación de crédito.

Tras el pleno, y según ha informado el PP en nota de prensa, Adrián Fernández ha justificado el abandono del Pleno en que “estoy aquí como portavoz de la oposición y no como alcalde de Malagón, pero Caballero , en cambio no se ha comportado como presidente de la Diputación, tomando partido y  centrando su intervención en atacar única y exclusivamente a los ayuntamientos del PP”. “ Ha sido un ataque en toda regla”, ha subrayado el portavoz de los populares en la Diputación.