La provincia registró más muertes que nacimientos hasta junio

Ambos colectivos descendieron sus cifras en el primer semestre por encima de la media nacional

J. Y.
Ciudad Real

La provincia de Ciudad Real registró en los primeros seis meses de 2013 en términos absolutos más número de personas fallecidas que de nacimientos, aunque ambos grupos registraron una sensible caída interanual.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en su estudio del Movimiento Natural de la Población, la provincia superó el descenso medio nacional del número de nacimientos (6,2 por ciento), con una reducción del 7,5 por ciento, aunque fue mayor el retroceso en la cifra de muertes, con cerca de un 10% menos.

De esta manera, el crecimiento vegetativo de la población ciudarrealeña, es decir la diferencia entre nacimientos y defunciones, fue negativo pues hubo 368 personas más que murieron sobre el conjunto de nuevos bebés.

En función de estos datos, entre enero y junio nacieron 190 niños menos (2.229) que en el mismo periodo de 2012 (2.419), al tiempo que el número de muertes cayó hasta las 2.597 personas, respecto a las 2.608 del año pasado.

Según el instituto, el decrecimiento en la cifra de nacimientos se debe principalmente al cada vez más reducido número de mujeres en edad fértil, a la menor fecundidad y las descenso de hijos por madre.

Los datos apuntan además a que se ha reducido el número de las mujeres inmigrantes que habían mantenido las tasas de nacimientos.

Matrimonios

La estadística publicada este miércoles recogía datos sobre matrimonios y los que se registraron en la provincia de Ciudad Real entre parejas de distintos sexo entre enero y junio de este año descendieron otro nueve por ciento en comparación con el mismo periodo de un año antes, hasta alcanzar las 695 uniones (respecto las 761 del pasado año).

Los matrimonios de parejas del mismo sexo no se han contabilizado por provincias en la estadistica de 2013.

De las parejas heterosexuales, casi la mitad, 341, se casaron según el rito de la religión católica, otro 40 por ciento (312) por la fórmula civil exclusivamente, 39 no consta y tres por otra religión.