El PSOE presenta en La Solana su programa en ‘lectura fácil’ para discapacitados

Aurelio Maroto La Solana
Luís Díaz-Cacho en una imagen de archivo

Luís Díaz-Cacho en una imagen de archivo

Luis Díaz-Cacho ha destacado el carácter integrador de los solaneros y las políticas inclusivas que su equipo de gobierno ha puesto en marcha en los últimos años. A las puertas del Centro Ocupacional ‘Virgen de Peñarroya’, el candidato socialista a la reelección ha dicho sentirse orgulloso de ser alcalde de un pueblo solidario e integrador “donde la convivencia es nuestra seña de identidad”.

Acompañado por los números dos, tres y cuatro de su lista, Díaz-Cacho presentó a las asociaciones sociales el programa que el PSOE ha editado en lectura fácil, ya implementado en los comicios de 2015. “Tenemos la obligación de que todas las personas de La Solana entiendan lo que significan las elecciones y puedan participar plenamente con el conocimiento de lo que cada partido presenta”. “Es un programa sencillo, que cumple todas las medidas de accesibilidad y explicamos a todas las personas con discapacidad a quiénes elegimos en las elecciones europeas, autonómicas y municipales”.

En este folleto, el candidato socialista escribe unas líneas en las que explica por qué se presenta a la reelección. “Porque valoro nuestro pueblo por encima de todo, porque creo que tenemos muchas posibilidades”. Después se añaden las propuestas que el programa socialista incluye en materia de políticas inclusivas, entre ellas la reserva de plazas en los planes de empleo del Legado Bustillo para discapacitados intelectuales.

En el díptico, Díaz-Cacho habla tanto en primera persona como en plural. “Queremos escuchar siempre a la ciudadanía y yo estaré a vuestra disposición siempre que lo necesitéis”. Destaca la creación del Consejo Local de las Personas con Discapacidad, “Aquí nos reunimos para proponer ideas que mejoren la vida de los solaneros y solaneras”.

La última página está dedicada a propuestas sobre calidad de vida. El PSOE se compromete a “seguir mejorando la accesibilidad de calles y edificios públicos”, amén de la adaptación cognitiva de los edificios municipales “como hemos hecho en el Ayuntamiento y Servicios Sociales”.

También abogan por adaptar toda la documentación que dependa del Ayuntamiento a la llamada ‘lectura fácil’ y por la creación de espacios para que las personas con discapacidad intelectual “vivan de una forma más autónoma e independiente”.

La mejora de espacios para la práctica deportiva y el aumento de las paradas del autobús urbano completan este programa.