La falta de agentes marcó la actividad de la Policía Local de La Solana en 2017

Aurelio Maroto La Solana
Antonio Velasco desgranó la memoria de la Policía Local de La Solana de 2017 / Lanza

Antonio Velasco desgranó la memoria de la Policía Local de La Solana de 2017 / Lanza

La memoria de la Policía Local de 2017, sin embargo, refleja una reducción importante de los delitos. Por su parte, la cifra de accidentes de tráfico fue la más elevada de la última década y hubo un repunte de denuncias en el casco urbano

La Policía Local de La Solana ha presentado su memoria de actividades correspondiente al año 2017. Un año marcado por la escasez de plantilla, diezmada como consecuencia de las jubilaciones, los traslados y la falta de reemplazo suficiente.

La concejala de Seguridad Ciudadana, Manuela Castaño, y el subinspector-Jefe, Antonio Velasco, comparecieron en rueda de prensa para resumir el documento. Pero la concejala comenzó por el asunto más importante del momento: la escasez de efectivos. Y lo hizo admitiendo la realidad, “la plantilla es escasa”. Una circunstancia que ha provocado el cierre de algunos turnos desde junio, en concreto el 13 por ciento del total (el 21,7 en los nocturnos). El problema se ha “combatido” coordinando esos turnos en blanco con la Guardia Civil y el 112.

Manuela Castaño afirma que se está haciendo lo imposible para corregir la situación, que crea un déficit de seguridad en determinados momentos y preocupa a la población. “Tratamos de poner todos los medios a nuestro alcance para ampliar la plantilla”. De hecho, se acaban de crear 5 nuevas plazas, de las que una entrará en servicio el uno de febrero al ser un traslado.

Las 4 restantes han comenzado la formación en academia y estarán plenamente disponibles en verano. “Son incorporaciones necesarias pero no suficientes”, de modo que avanzó la convocatoria de más plazas para este mismo año. A expensas, eso sí, de la aprobación de los presupuestos generales del Estado y el margen que permitan.

Los turnos para 2018 están cubiertos

Mientras tanto, habrá que apañarse con la frágil plantilla actual, si bien la concejala afirmó que los turnos para todo 2018 están cubiertos. El problema llegará si hay bajas imprevistas, cosa más que probable, y nadie quisiera cubrirlas mediante horas extraordinarias. Es lo que sucede ahora mismo.

A preguntas de los periodistas, Manuela Castaño anunció una próxima reunión con los agentes para tratar de nuevo el asunto, aunque sin ninguna propuesta distinta a las anteriores. “Quizás vean que al aumentar la plantilla no van a necesitar hacer tantos turnos extras”. Confía en que esa particularidad les haga recapacitar.

A día de hoy, el plantel sólo cuenta con 11 policías en turnos (el uno de febrero serán 12), más los oficiales y policías en segunda actividad, y el subinspector-jefe.

Los delitos caen y los accidentes suben en La Solana

En cuanto a la memoria, una año más destaca la caída de los delitos, que ascendieron a 30, de los que 18 se esclarecieron y una tercera parte fueron delitos contra la propiedad. El año anterior fueron 50. Los delitos leves fueron 109, también la tasa más baja desde 2008. “Seguimos con la escala descendente en un pueblo cada vez más seguro”, se congratuló la concejala.

Por el contrario, han subido los accidentes de tráfico hasta un total de 175, de los que 25 con heridos de diversa consideración. Es la cifra más elevada de la última década. Llama la atención que los conductores triplican a las conductoras en siniestralidad. Paradójicamente, ha bajado el número de heridos en un 14 por ciento. El subinspector-jefe, Antonio Velasco, explicó que se han eliminado varios puntos negros, como los cruces de las calles Emilio Nieto con Cardenal Monescillo y Carrera con Peñas. El objetivo para este año es actuar en dos nuevos puntos negros.

En el capítulo de denuncias en casco urbano se tramitaron 1.197, con un repunte de 137 respecto a 2016, aunque por debajo de la media de los últimos años. Otro apartado destacado son las campañas especiales, de acuerdo con la DGT (Dirección General de Tráfico). La Policía Local llevó a cabo 11 campañas, una por mes excepto enero, con el resultado de 250 denuncias practicadas.

Antonio Velasco se detuvo en los servicios de vigilancia, por ejemplo, en el entorno de los centros educativos. “No sólo regulamos tráfico, sino que también brindamos protección y a veces control de órdenes de alejamiento para madres o niños”.