Las administraciones públicas de la provincia podrían ahorrar 34 millones

J. Y./ Lanza
Ciudad Real

Las corporaciones locales de la provincia de Ciudad Real y su diputación provincial podrían llegar a ahorrar 34 millones de euros con una gestión económica eficiente y aplicando los principios de transparencia y profesionalización en los gastos destinados a los bienes y servicios corrientes, a los que esta provincia dedica 170 millones. 
Según un análisis efectuado por la consultora Eneas Sector Público, especializada en el estudio y optimización de costes para las Administraciones Públicas, los ayuntamientos y la diputación ciudadrealeña tienen sobredimensionado, al menos en un 20%, las facturas reservadas a los bienes y servicios corrientes, es decir, aquellas destinadas al teléfono, electricidad, seguros, limpieza, mensajería, recogidas de basuras, etcétera. El motivo, según apunta el estudio, es que muchos de esos ayuntamientos han heredado contratos históricos que jamás han sido revisados y que, por tanto, están fuera de las actuales condiciones de mercado que, a todas luces, resultan más competitivas que hace años.
Concretamente, los municipios de esta provincia, un total de 102 podrían inyectar al sistema 30,8 millones de euros. A la cabeza en potencial de ahorro se encuentra la capital, Ciudad Real, que podría ver reducidas sus facturas en 4,4 millones de euros, un 20% menos de lo que paga actualmente por los servicios corrientes. La diputación de Ciudad Real, por su parte, ahorraría 3,2 millones, de un presupuesto que se cifra en 16 millones de euros.
Según el análisis con el resto de las provincias, Ciudad Real ocuparía, por volumen de presupuesto asignado para estos servicios en el capítulo II de los Presupuestos Autonómicos, el segundo lugar en nivel de ahorro. Por delante de esta provincia se encuentra Toledo, con 46,3 millones de ahorro. Por detrás,  Albacete (27,5 millones); Guadalajara (22 millones) y Cuenca (17 millones).
Por desglose de los datos, las corporaciones locales de la provincia de Toledo son las que presentan un mayor potencial de ahorro, concretamente, podrían llegar a inyectar 41,9 millones de euros. Le siguen los municipios de Ciudad Real, que podrían limitar su gasto en 30,8 millones de euros.