Los tres tramos de carreteras que debería evitar están en Fuente el Fresno, Puebla y Fuencaliente

Belén Rodríguez Ciudad Real
La N-401 tiene el tramo de circulación más peligroso de la provincia / J.Jurado

La N-401 tiene el tramo de circulación más peligroso de la provincia / J.Jurado

El más negro por número de accidentes es el kilómetro 150 de la carretera de Toledo (N-401) y en el que más ha aumentado el riesgo en el último quinquenio en Puebla de Don Rodrigo: el 227 de la N-430. El tercero se localiza en la N-420 en Fuencaliente

Si puede evitarlo mejor no circule ni por el kilómetro 150 de la carretera N-401 (Fuente el Fresno), ni por el 227 de la N-430, -a dos kilómetros de Puebla de Don Rodrigo-, ni por el 102 de la N-420 en Fuencaliente. Son los tramos más peligrosos de la red provincial de carreteras según desvela el Informe 2017 de Automovilistas Europeos Asociados sobre ‘Las carreteras más peligrosas de España’.

De acuerdo con ese estudio sólo tres de los 190 tramos más peligrosos del país están en Ciudad Real. Los datos son del propio Ministerio de Fomento y confirman que las quejas ciudadanas, en lo que se refiere a la N-401 y N-430 guardan relación con la estadística.

143 veces más posibilidades de accidentarse

En el punto 227 de la N-430, un tramo que desde este año cuenta con vigilancia adicional de velocidad por la Guardia Civil de Tráfico, ha habido tres accidentes en los últimos cinco años con seis víctimas (heridos y fallecidos). Lo preocupante en este caso es que el índice de riesgo entre 2011 y 2015 (los años investigados), ha aumentado con respecto al anterior periodo y es 143 veces superior a la media nacional (antes era de 121). La intensidad media diaria de vehículos en ese tramo es de 1.199.

Por número de accidentes y víctimas el más peligroso es el kilómetro 150 de la N-401, la carretera que une Ciudad Real con Toledo, en el término de Fuente el Fresno, cerca del límite provincial con Toledo.

La mayor densidad de circulación

En los últimos cinco años en ese tramo ha habido seis accidentes con siete víctimas, y soporta una densidad media de circulación de 2.729 vehículos, la más alta de los tres. La posibilidad de sufrir un accidente en este punto es 126 veces más alta que en otro.

El estudio de Automovilistas Europeos Asociados sitúa en tercer lugar el punto kilométrico 102 de la N-420, en Fuencaliente. En este tramo ha habido tres accidentes con cuatro víctimas en el periodo estudiado y la densidad media de circulación es de 1.203 vehículos al día.

No obstante, los tramos de carretera más peligrosos de la provincia están lejos del nivel de riesgo de los más peligrosos de España, en concreto el km 358 de la N-122 en Valladolid en el que la posibilidad de sufrir un accidente es 547 veces más alta que en cualquier otro punto, y eso que su volumen de tráfico diario no llega a 400.

El informe de AEA que ha difundido este viernes denuncia además el incremento de “puntos negros” identificados en el estudio. Se ha pasado de los 140 del año pasado a 190 en este. En total, en los tramos que figuran en el informe, acumulan 1.306 accidentes y 2.044 víctimas en el quinquenio 2011-2015.

“Este hecho evidencia que la reducción presupuestaria destinada al mantenimiento de las carreteras está afectando negativamente a la seguridad vial de nuestro país”, asegura la asociación en un comunicado, en el que dice que si se mantienen los recortes presupuestarios se producirá un indeseado repunte de la siniestralidad.