La cultura del cómic conquista Manzanares

Noemí Velasco Manzanares
Ambiente en el Manchacómic de Manzanares / Lanza

Ambiente en el Manchacómic de Manzanares / Lanza

Julio A. Serrano, de la revista sarítica El Jueves, y Bruno Redono, de DC Cómics, reivindicaron la libertad de creación de los autores. Lamentaron que algunos colectivos canalicen sus frustraciones con "reivindicaciones insignificantes" contra los creadores y reflexionaron sobre el futuro de la "grapa" en un futuro digital. El primer Manchacómic de Manzanares consiguió un buen resultado y la organización pretende impulsar nuevas ferias del cómic fuera de la capital de Ciudad Real

Manchacómic consiguió movilizar este sábado a decenas de personas en su primer evento fuera de la capital. La Casa de la Juventud de Manzanares fue un hervidero de gente durante todo el día, que compartió afición a la literatura, la ilustración, los videojuegos y el cine en un evento que abordó las infinitas ramas del noveno arte y que tuvo espacio para el debate sobre el futuro del papel o los límites de la creación artística.

El coordinador del primer Manchacómic de Manzanares, Ángel Serrano, reconoció que después de consolidar el evento de Ciudad Real durante cinco ediciones les apetecía mucho probar esta experiencia y el resultado fue “satisfactorio”. “Esta edición ha sido un experimento, pero nos va a animar a continuar en Manzanares y probablemente en otros pueblos”, señaló el representante de la Asociación de Amigos del Cómic de Ciudad Real.

Superhéroes, manga y mucho más. El cómic tiene cada vez más lectores en la provincia y, tanto los centros educativos, como las bibliotecas, cada vez lo utilizan más como herramienta pedagógica. Ángel Serrano destacó la “progresión fantástica” que ha habido en los últimos años, y los resultados positivos conseguidos al tratar temas como la igualdad o el bullying, sobre todo “entre grupos de lectores no habituales”.

Encuentro con los autores nóveles

Juegos y talleres en el Manchacómic de Manzanares / Lanza

Juegos y talleres en el Manchacómic de Manzanares / Lanza

Aunque el Manchacómic explotó la parte más social e interactiva del cómic, con juegos de mesa, campeonatos de videoconsolas y talleres de varitas de Harry Potter, pócimas, huevos de Juego de Tronos o chapas. Los ilustradores y guionistas del “callejón de artistas” también aprovecharon la afluencia en el evento organizado por Amico, la librería Serendipia y el Ayuntamiento de Manzanares.

Una decena de autores nóveles dieron a conocer sus láminas, tebeos y pegatinas. Jorge Castro, de Campo de Criptana, reconoció las dificultades que supone la autoedición mientras que promocionaba su última publicación, ‘Crónicas de un autónomo’, y Enrique González, celebró la presencia de Manchacómic en su ciudad a la vez que enseñaba sus productos hechos a mano.

La organización destacó que una de las señas de identidad del Manchacómic es el interés por dar a conocer a los nuevos talentos, “que cada vez tienen más seguidores”. Así pues, Ángel Serrano expresó que “Ciudad Real tiene figuras de primer nivel, pero también a mucha gente detrás, una cantera que va a asegurar que en los próximos años tengamos a gente colocada en las principales editoriales españolas, francesas y americanas”.

El futuro de la “grapa”

Organización del Manchacómic de Manzanares / Lanza

Organización del Manchacómic de Manzanares / Lanza

El Manchacomic también fue un espacio para la reflexión sobre el futuro del cómic o las tesituras que afrontan los creadores. Julio A. Serrano, de la revista satírica El Jueves, Bruno Redondo, de la compañía DC Cómics, y Roberto García, una joven promesa en el ámbito del cómic histórico, hablaron de todos estos temas en una interesante charla que desprendio amor por el noveno arte.

Inmersos en la revolución digital, los autores pronosticaron que el futuro estará marcado por la convivencia del cómic en plataformas digitales y la edición en papel. Julio A. Serrano reconoció la difícil situación que afrontan las revistas en este mundo “sin kioscos”, y Bruno Redondo habló del éxito de la venta de cómics en digital frente a la tradicional “grapa”, aunque indicaron que los recopilatorios suelen tener tirón.

Autores y libreros admitieron la inquietud que genera un futuro donde domine la edición digital en este país en el que predominan las descargas “piratas”. De momento en España va por detrás de países como Estados Unidos en este ámbito, de hecho, las plataformas de consumo digital suelen ser americanas, pero es el futuro. Incluso, apuntaron la posibilidad de que se puedan crear plataformas como Netflix para el consumo de literatura, que hagan los precios más accesibles. Ahora bien, Roberto García insistió en que “la única forma de apoyar al autor que te gusta es comprando su cómic”.

Los creadores, en el punto de mira

Las últimas polémicas sobre la libertad de expresión que han rodeado a humoristas o cantantes no pasaron inadvertidas en el Manchacómic. Expuesto en primera línea, Julio A. Serrano, que reconoció haber recibido en la misma semana amenazas de nazis y judíos, lamentó que las personas canalicen sus frustraciones con “reivindicaciones insignificantes” cuando “el mundo está patas arriba”. El reconoció que “la gente se ofende con muy poco” y no tiene en cuenta que revistas como El Jueves “juegan con lo prohibido, con el doble sentido”.

“¿En realidad los creadores somos el problema, cuando la ultraderecha gobierna en Estados Unidos y en el mundo?”, dejaron caer los autores. Bruno Redondo destacó que “un autor no puede estar pensando en lo que quiere todo el mundo, tiene que crear con libertad, y sin autocensura, pues si no, todo el mundo sería neutro y gris”.